Cultura

Murió Aimé Césaire, un filósofo defensor del valor de los africanos y sus culturas

El poeta afrocaribeño y político Aimé Césaire murió a los 94 años en un hospital de Fort-de-France, capital de la isla antillana de Martinica, donde se encontraba ingresado por problemas cardíacos, informan los medios franceses.

Jueves 17 de Abril de 2008

París- El poeta afrocaribeño y político Aimé Césaire murió a los 94 años en un hospital de Fort-de-France, capital de la isla antillana de Martinica, donde se encontraba ingresado por problemas cardíacos, informan los medios franceses.

El esccritor fue junto con el senegalés Leopold Sédar Senghor uno de los principales representantes del movimiento filosófico-cultural de la “Negritud”, surgido como reacción a la opresión del sistema colonial francés.

Césaire fue un incansable defensor del valor de los africanos y sus culturas, así como de la originalidad de la civilización africana. Su extensa obra lírica, de ensayo y dramaturgia lo convirtió en un clásico de la llamada literatura del Tercer Mundo. Entre sus obras destaca “Discursos sobre el colonialismo”.

De forma paralela a su labor como escritor, Césaire entró en política y fue durante décadas alcalde de Fort-de-France y diputado en la Asamblea Nacional por Martinica. Tras ingresar en el Partido Comunista, rompió con la agrupación en los años 50.

Césaire se veía a sí mismo como “poeta de los desheredados y malditos de este mundo”. En su obra habla de la pobreza que sufrió en su niñez y de la explotación de Martinica por los colonizadores blancos franceses, del trabajo esclavo y los sufrimientos de los negros.

En “Discursos sobre el colonialismo”, Césaire, que vivió mucho tiempo en París, ya abordaba en 1950 con duras palabras problemas no resueltos de la civilización occidental y exigía un “humanismo real, adaptado al mundo”.

El surrealista André Breton lo calificó como un “monumento lírico”, tras descubrir su obra por casualidad. En su opinión, este carismático luchador por una conciencia africana independiente y una fuerte “africanidad”, incorporó a la lengua francesa nuevos sonidos mágicos, ritmos, imágenes e ideas.

El escritor nació el 25 de junio de 1913 en Basse-Pointe, Martinica, y trató de llevar a la política real los objetivos de una sociedad humanista y justa formulados en sus obras.

En 1945 entró en el Partido Comunista de Francia, fue elegido alcalde de Fort-de-France y miembro de la Asamblea Nacional francesa. Tras la invasión soviética a Hungría en 1956, Césaire abandonó el partido. Luego se unió a los socialistas y luchó para que Martinica dejara de ser una colonia y tuviera estatus de departamento francés, lo que se consiguió en 1946.

Debido a fuertes críticas al “sistema corrupto de Papá Césaire”, renunció a la alcaldía en 2001.

Su obra de teatro más conocida, “La tragedia del rey Christophe”, un drama de guerra civil que recuerda a Shakespeare, fue estrenado en francés en los Festivales de Salzburgo en 1964. En 1976 se publicaron sus obras completas, y en 1994, bajo el título “La Poesie”, se hizo una reedición que incluye también todos los textos nunca editados.

Una nueva generación de autores de Martinica, como Patrick Chamoiseau y Raphael Confiant, tomaron el testigo de Césaire e hicieron de la cultura créole su seña de identidad. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario