Cultura

"Horóscopo bastardo", un libro de predicciones arbitrarias para días confusos

La ilustradora rosarina Alina Calzadilla lanza la preventa de una particular obra-juego que (a través de frases y dibujos) se propone como oráculo para lectores que busquen orientación

Miércoles 22 de Septiembre de 2021

¿Quién no quisiera tener una bola de cristal que pudiera anticipar el futuro, que le dijera exactamente lo que va a suceder? Desde tiempos inmemoriales la humanidad ha buscado oráculos y ha consultado a los ancianos sabios de la tribu, objetos y personas que pudieran ayudar a entender lo que se viene. En esa línea, desembarca una obra que promete guiar amorosamente al lector: "Horóscopo bastardo". Este libro autogestivo de la ilustradora rosarina Aliza Calzadilla juega con la ilusión de predecir lo impredecible.

"Será todo diversión", "Nada está dicho" y "Vas en busca del encanto" son algunas de las frases que integran el libro, acompañadas por bellas ilustraciones y algunas particulares aclaraciones. No, las frases no responden a ninguna acción celestial ni se rigen por la ubicación planetaria. Son arbitrarias. Como dice en el prólogo la también ilustradora María Luque: "El horóscopo bastardo sirve para los días confusos. Cuando no sé cómo seguir, abro una página y sigo su consejo. Si no entiendo el mensaje, miro el dibujo y me visto con los mismos colores".

Alina Calzadilla es una ilustradora y diseñadora gráfica que vive y trabaja en Rosario. Desde el 2009 exhibe sus trabajos en galerías y muestras colectivas. Trabaja como ilustradora editorial y colabora con medios impresos y digitales. Es además cofundadora del Festival Furioso de Dibujo y la Editorial furiosa. Ha participado en distintos proyectos culturales colaborativos.

En diálogo con La Capital, Alina cuenta que "Horóscopo bastardo" comenzó como "una serie de predicciones aisladas con la excusa de utilizar un viejo rollo de papel de empapelar paredes que me habían regalado, de aquellos que se usaban en los años 80. Estaba desteñido por el sol, su lado “útil” tenía unas flores amarrillas, me fascino la textura del reverso y como el brillo de los marcadores contrastaba en ese papel añejo".

Con el pasar del tiempo, la idea fue tomando forma. "Me di cuenta tenía varias predicciones, que primeramente reuní en un fanzine y recién el año pasado, a propósito de la pandemia y del desacelere que impactó en nuestras vidas, fui armando lentamente y con diversión el libro". En esta segunda etapa incluyó las definiciones que dialogan con cada predicción. "Ellas también son un poco arbitrarias, no respetan ni los tiempos, ni las conjugaciones verbales, de absurdas y obvias se vuelven complejas. Tanto las ilustraciones como las definiciones esconden un contrasentido", remarca.

https://twitter.com/Horoscopobastar/status/1431634670752575494

Consultada sobre cuál es la mejor manera de definir su obra, si acaso se lo puede catalogar como "libro-juego", reflexiona: "No había pensado nunca en un libro-juego pero creo que es una definición que le va muy bien. De hecho, el texto de contratapa de María Luque plantea un recorrido que tiene que ver mucho con lo lúdico y el azar. Me reconozco en esa idea del juego y la diversión para enfrentar las vicisitudes del día, aunque a veces no lo logre, entonces transito la tormenta, que es una de las predicciones".

"Mi primer contacto con un horóscopo fue en mi infancia, con los chicles bazooka, para mí era una emoción leer cada una de sus predicciones y me aferraba a esas palabras más que al chicle. Me compraba de a muchos, los abría todos de una vez y los dejaba siempre a mano, en la mesita de luz, en la cartuchera, siempre tenía uno conmigo", evoca.

Alina se confiesa creyente del horóscopo. "Por supuesto que sí, pero tal vez de un modo muy desfachatado, sinceramente no sé nada de los astros pero voy tomando lo que me sirve y me hace pensar. En mi familia, que no tiene creencias religiosas, el ritual de fin de año es comprar un libro de astrología y arrancar el nuevo año leyendo las predicciones de cada uno".

La pena se cura.jpg

Pese a que el suyo es "bastardo", la ilustradora confía en que no habrá conflicto con quienes creen en los "no bastardos". "Bastardo es justamente porque la comunidad astrológica no me reconocería como parte, quise hacer los horóscopos de los chicles bazooka y tampoco se me dio. Es un chiste que hago pero mis predicciones no se anclan ni en la posición relativa de los planetas, ni en los signos zodiacales y ese es su origen dudoso. Es un horóscopo sin límites, ni fronteras, cualquiera puede encontrarse en las predicciones sin la necesidad de tener la luna en tal o cual e inclusive elegir una para cada momento. Tiene algo de “Elige tu propia aventura”, en este caso sería elige tu propia predicción", analiza.

A la hora de elegir sus segmentos preferidos del libro, Alina destaca: "La primera, Avanzas con la calma, y La pena se cura, que es la última, son mis preferidas. Recurro mucho a ellas en algunas situaciones incómodas o de incertidumbre. Me encanta la imagen que me da “la calma”, es una frase que me dijo una amiga que vive hace muchos años en España y ese artículo delante de la palabra es un modismo que lo escuche por primera vez en ella y me enamoré. Sentí que la calma era alguien, que tenía corporeidad, que podía acompañar mientras avanzaba, de hecho es el primer horóscopo que hice".

avanzas con la calma.jpg

"Horóscopo bastardo" apunta a un público amplio. "Creo que es un libro para cualquiera que tenga una pizca de pensamiento mágico y supongo que nadie, por suerte, se salva de eso", celebra. "Quizás es muy pretencioso de mi parte, pero me gustaría que sea un libro al que siempre se pueda volver, que pueda acompañar y sirva de refugio en buenos e inciertos momentos", se ilusiona.

La preventa de "Horóscopo bastardo" estará disponible hasta el 5 de octubre en el siguiente link: https://mpago.la/1phDNWN. Hay puntos de retiro en Rosario y Buenos Aires, más alguna opción acotada de delivery.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario