Cultura

Exponen en Chile fotografías de Robert Capa

Ciento treinta fotografías del famoso Robert Capa se exponen en Chile al tiempo que se reaviva una controversia en torno a si uno de sus más conocidos trabajos, “Muerte de un miliciano”, es o no producto de un montaje.

Miércoles 05 de Noviembre de 2008

Santiago de Chile.- Ciento treinta fotografías del famoso Robert Capa se exponen en Chile al tiempo que se reaviva una controversia en torno a si uno de sus más conocidos trabajos, “Muerte de un miliciano”, es o no producto de un montaje.

La exhibición “Robert Capa: El corresponsal de guerra”, montada en el Centro Cultural Las Condes, incluye tanto imágenes de la Guerra Civil Española como fotografías del desembarco de Normandía, el bombardeo japonés de Hankou, los ataques aéreos sobre Londres y la liberación de París, precisó María Elena Correa, responsable de prensa de la corporación municipal.

Correa dijo que la reacción del público “ha sido estupenda, tiene muchos asistentes, especialmente gente joven, universitarios, fotógrafos” y “se trata de un público informado, bastante educado”.

Capa (1913-1954) es considerado un pionero de la fotografía de guerra moderna, donde el profesional está prácticamente en medio de la batalla que está retratando. De hecho, murió en Vietnam al pisar una mina antipersonal mientras trabajaba.

Correa precisó que las copias de las fotografías se hicieron sobre papel al clorobromuro de plata, lo que permite destacar aún más los matices del gris. El trabajo, que a su vez es copia del papel porque los negativos estaban perdidos, fue realizado por Magnum Photos, la agencia fotográfica que el extinto reportero gráfico creó como una cooperativa de fotógrafos independientes.

Capa, uno de los más famosos fotógrafos del siglo XX, nació en Hungría en el seno de una acomodada familia judía que le dio el nombre de Endré Friedmann. A los 18 años se fue de casa para trabajar en una agencia de fotos en Berlín, y cuando Adolfo Hitler asumió el poder se mudó nuevamente, a París.

Ante las dificultades para vender su trabajo, su novia Gerda Taro le inventó la personalidad de un fotógrafo estadounidense de nombre Robert Capa y lo promocionó en diarios y revistas francesas. El reportero documentó parte de la Segunda Guerra Mundial en Londres, Africa del Norte, Italia, Normandía y la liberación en País, y terminó viajando a Estados Unidos, donde se nacionalizó en 1946.

Al estallar la Guerra Civil Española, en 1936, viajó a esa nación y la retrató desde el lado de la lucha antifascista, y allí nació una de sus fotografías más famosas: “Muerte de un miliciano”, que exhibe a un miliciano republicano español con los brazos abiertos, un fusil en la mano derecha, y la cabeza hacia atrás mientras cae sobre el césped instantes después de haber sido alcanzado por una bala enemiga en Cerro Muriano, en Córdoba, España, el 5 de septiembre de 1936. Capa tenía 23 años cuando capturó ese momento con su lente.

La imagen fue ampliamente publicada y lo llevó a la fama, pero también despertó sospechas que podía tratarse de un montaje. La aparición en 1995 de un maletín en México con 3.500 negativos, que incluyen trabajos de otros dos fotógrafos, podría servir para esclarecer las dudas. La llamada “maleta mexicana” volvió a perderse hasta diciembre del año pasado.

En Londres actualmente se exhibe otra exposición de Capa a partir de dicho maletín. Si aparecieran negativos de instantes previos y posteriores a la muerte del soldado, se aclararían las dudas.

“Con la aparición del maletín, en cierta forma se confirma la veracidad de la foto, porque entre los 3.500 negativos, hay muchos que muestran el mismo día y momento en que se tomó la fotografía del miliciano”, dijo Correa.

Entre las diversas teorías, otra señala que Capa salió el 5 de septiembre junto a un grupo de milicianos a tomar algunas fotografías y que mientras estaban en eso uno de ellos fue alcanzado por una bala enemiga. De momento, el misterio persiste.
La exposición permanecerá abierta hasta fines de mes. (AP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario