Cultura

El Castagnino tiene una de las mayores colecciones de grabados de Goya del mundo

La reciente adquisición de la Tauromaquia, grabada entre 1814 y 1816 y estampada por la Calcografía Nacional para el Círculo de Bellas Artes de Madrid en 1921, convierte al museo Castagnino en el único en el país –y uno de los pocos en el mundo- poseedor de las cuatro series de grabados más destacadas creadas por el artista español.

Lunes 31 de Marzo de 2008

El viernes 28 de marzo se presentó la serie de grabados Tauromaquia de Francisco de Goya y Lucientes que se incorpora a la colección del Museo Castagnino+Macro donada por la Fundación Castagnino. Con la incorporación de esta colección, el Museo Castagnino pasa a tener la mayor colección de grabados de Goya existentes en la Argentina. Dicha serie fue mostrada por única vez en la presentación. Oportunamente se dará a conocer cuándo serán exhibidas al público.

La reciente adquisición de la Tauromaquia, grabada entre 1814 y 1816 y estampada por la Calcografía Nacional para el Círculo de Bellas Artes de Madrid en 1921, convierte al museo Castagnino en el único en el país –y uno de los pocos en el mundo- poseedor de las cuatro series de grabados más destacadas creadas por el artista español y le permite exhibir una visión extensa del conjunto cuya originalidad residió tanto en la experimentación de técnicas y en la búsqueda de efectos expresivos como en la proyección popular de sus temas, que encarnaron una crítica aguda a la sociedad, a la política y al poder religioso de su época.

La Tauromaquia

Datada entre 1814 y 1816 y ha sido considerada de carácter popular en el recuerdo de los personajes del mundo de los toros, que supuestamente interesaba especialmente a Goya y que lo contaba como uno sus mejores aficionados durante su juventud. El tema de la misma es el drama y el artista lo desarrolla centrándose en la imagen del enfrentamiento entre el animal y el hombre, entre la vida y la muerte, de manera irracional, violenta y trágica.

La serie, una de las más divulgadas del autor, ilustra diversos temas relacionados con el toreo y se inicia con las estampas históricas que reflejan los antecedentes de las corridas, la intervención en actos taurinos de moros, el modo de torear de caballeros antiguos y emblemáticos personajes históricos como Carlos V o el Cid Campeador.

Francisco de Goya y Lucientes ha sido considerado por muchos el grabador más importante de la historia del arte español hasta el siglo XX, aún cuando el grabado fue sólo un medio de expresión más en el desarrollo de su obra. Sin duda, atraído por el poder de difusión de la estampa, superior al de la pintura, asume la labor de "regeneración moral" propia del espíritu de la ilustración para llegar a través de este medio a círculos más amplios. De hecho, los temas tratados en las cuatro grandes series tuvieron una proyección popular y encarnaron una fuerte crítica a la sociedad, a la política, y al poder religioso de su época.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario