Domingo 02 de Julio de 2017

Una fábrica argentina de fama que se volvió modelo

Prensa, política y cultura visual. El Mosquito, de Claudia Román. Ampersand, 307 p.áginas, $390.

A lo largo del siglo XIX, el río de la Plata vio surgir una enorme variedad de publicaciones periódicas, entre las que se destaca El Mosquito. Este periódico satírico, que se describía a sí mismo como "fábrica argentina de fama, datos para la historia y conservas para la posteridad", no sólo brindó un modelo para publicaciones posteriores, sino que sus imágenes son el único testimonio visual de las representaciones de una época que se nos ofrece, en esos signos, tan familiar como remota.

Las opiniones de un cuestionador serial

Porque lo decimos nosotros, de Noam Chomsky. Paidós, 256 páginas, $279.

"¿De quién es el mundo?". "¿Puede la civilización sobrevivir al capitalismo?". "¿Qué es el bien común?". En este libro Chomsky explora cuestiones relacionadas con temas que van desde el cambio climático hasta la expansión de Estado Islámico, pasando por la política nuclear, la guerra cibernética, el terrorismo y la seguridad nacional. También reflexiona sobre la función de lo comunal en una sociedad democrática y la influencia derechista en la política estadounidense.

Mirada aguda sobre un problema que angustia

Por qué preferimos no ver la inseguridad, de Marcelo Sain. Siglo XXI, 160 páginas, $260.

Si la inseguridad es el fantasma más temido y acapara la atención de los medios, ¿cómo podríamos no verla? Sin embargo, esa extrema visibilidad es engañosa. Como uno de los máximos expertos en temas de seguridad, Marcelo Sain sostiene que la cuestión está mal planteada por los gobernantes (tanto progresistas como conservadores), los periodistas especializados y la academia, y que esto alimenta lugares comunes y mitos inútiles.

El anarquismo en el centro de la escena

Trienio en rojo y negro, de Roberto Perdía y Horacio Silva. Planeta, 472 páginas, $440.

Entre 1919 y 1921, la Argentina se vio sacudida por una gran conflictividad que tuvo su máximo nivel de confrontación en la Semana Trágica de Buenos Aires, las huelgas de la Patagonia y las luchas de los trabajadores de La Forestal en el Chaco santafesino. Estos movimientos masivos, que colocaron los reclamos laborales y sociales en el centro del escenario político, tuvieron en primera fila a militantes anarquistas, lo que dio a esos años el carácter de un trienio en rojo y negro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario