Cultura

Franco Trovato Fuoco: un fotógrafo con pajaritos en la cabeza

Su muestra "Materia leve" son 64 imágenes de aves que captó desde su ventana durante la pandemia. Es un libro gratuito que se adquiere en las redes y con el que se puede colaborar para reparar el techo del espacio de memoria La Escuelita de Famaillá, en Tucumán

Domingo 18 de Abril de 2021

Muchas historias en una. Muchas y variadas: como palabras tienen los relatos y el I-Ching, y jugadas tienen los partidos de fútbol. Muchas historias como fotos se acumulan en una vida, como desaparecidos y muertos quedaron en este país tras el terrorismo de Estado. Incontables historias como las plumas de un pájaro. Esta es una de ellas: la del reportero gráfico Franco Trovato Fuoco, un tipo de 43 años, nacido en Pergamino -a poco más de cien kilómetros al sur de Rosario-. Un fotógrafo con pajaritos en la cabeza.

Franco tiene una mamá que le leía cuentos y tuvo un abuelo librero. Vino de adolescente a esta ciudad a estudiar periodismo pero se convirtió en fotógrafo y luego en reportero gráfico. Es un profesional a quien un día la agencia internacional EFE le pidió fotos de fútbol y él cayó en la cuenta de que no sabía captar bien las escenas de un juego tan veloz.

Entonces, poco antes y durante toda la pandemia, se entrenó con pajaritos.

Materia leve 1

Empezó con un colibrí y siguió con todos los que veía desde la ventana de su casa. Alcanzó imágenes futbolísticas precisas y preciosas: aleteos ágiles y creativos como las piernas de un 10; esperas pacientes, como la de un arquero; la posesión cerebral, de esas que logran los volantes; el porte desafiante de un zaguero, la solidaridad de todo un equipo unido y hasta la desazón de un delantero que acaba de errar un tiro al arco.

Franco se dio cuenta que esas metáforas lo conectaban con el oráculo del I-Ching y sus 64 símbolos. Fue compartiendo cada a pajarito en las redes y recibió decenas de mensajes, likes y anécdotas de quienes valoraban sus fotos y le contaban qué les provocaban esa aves, qué recordaban de sus propias historias al verlas.

Franco Trovato Fuoco 4
Cuando se le pide que elija una sola foto se queda y muestra al colibrí: un pájaro rápido y bello pero

Cuando se le pide que elija una sola foto se queda y muestra al colibrí: un pájaro rápido y bello pero "menos tierno" de lo que muchos suponen", dice.

Vendió algunas copias en papel de 12 cm por 12 cm. Pero unos colegas, para él, "maestros", le dijeron que allí tenía una muestra y lo alentaron a levantar vuelo.

Decidió hacer síntesis, editar: elegir y desechar con desgarro. Las miles de fotografías que había sacado se convirtieron solo en 64, con la ayuda de un colega y "hermano de la vida", al decir de Franco: el reportero gráfico Guillermo Turín Bootello.

Las fotos seleccionadas son las que integran su muestra de fotografías "Materia leve", un libro gratuito al que se accede por un link y que permite colaborar con el techo de la Biblioteca Hilda Guerrero de Molina, en la Escuelita de Famaillá (Tucumán).

Materia leve 3

La Escuelita es un espacio de memoria y promoción de derechos humanos. Se calcula que allí, desde febrero de 1975 y hasta marzo de 1976 fueron secuestradas más de 1.500 personas, muchas de las cuales fueron asesinadas o se encuentran desaparecidas. Allí Franco participó en 2018 de una bienal de fotografía y su conexión con la Escuelita y ese grupo de reporteros gráficos de distintas provincias del país nunca se diluyó.

Se los dije en la primera frase de esta nota: son muchas historias en una.

Los pajaritos como curación

"La colaboración sugerida no tiene un monto fijo, cada cual decidirá con cuánto puede y quiere colaborar sin que eso condicione el acceso al material. 'Materia leve' habla sobre las transformaciones que desde lo cotidiano pueden recalar en nuestro interior; pasarme los días y las soledades mirando pajaritos para mí fue una curación, si podemos transformar la gratuidad de un librito en un valor inmenso como el techo para una biblioteca este modesto material que les voy a presentar va a volver en paz a sus orígenes que son los vuelos, la música espontánea y la libertad", le dice Franco a La Capital.

Franco Trovato Fuoco 3
El único reportero gráfico del diario cooperativo El Ciudadano, con esta muestra colaborará con la reconstrucción del techo de La Escuelita de Famailla, en Tucumán.

El único reportero gráfico del diario cooperativo El Ciudadano, con esta muestra colaborará con la reconstrucción del techo de La Escuelita de Famailla, en Tucumán.

Y así lo expresa también en las redes, donde deja a disposición el CBU 0000003100016699735620Alias: Escuelita.mp para quien quiera sumarse a este vuelo colectivo.

En Rosario hay seis tomas de pajaritos que hicieron nido en el bar El Riel, de Rivadavia 2501. Allí Franco y este diario se dieron cita con solo una parte de esa Materia Leve.

Franco habla de "curación" y la expresión es literal. Durante la pandemia, este hombre, el único fotógrafo del diario rosarino y cooperativo El Ciudadano; el profesional que con cámara en mano cubre toda noticia y tema y edita a la vez, perdió a dos amigos: el fotógrafo Carlos Bosh y el periodista Juane Basso.

Materia leve 4

Pero además, en el lapso de un año, desde 2019 al 2020 revivió en su piel una antigua alergia a los ácaros que no le da paz. De todos modos "los pajaritos", tal como bautizaron a su trabajo amigos y público, lo sanaron casi con la misma suavidad de la caricia de una pluma.

Materia leve

Sí, una pluma, exigua, grácil, de menos de un gramo, no solo parece curar sino que es la antesala de "Materia leve": un trabajo sin trípode, realizado en un 90 por ciento desde la ventana y el balcón del tercer piso de su departamento. Todas las fotos fueron tomadas con un lente de 300 mm; una velocidad de obturación de 1/4000, que congela toda actitud huidiza y con una sensibilidad (ISO) automática a decisión libre del programa de la cámara. Un trabajo completamente en blanco y negro.

"No copié las fotos en color porque se acercaban mucho a la foto clásica de naturaleza y mi intención no es mostrar tanto las aves en sí, sus detalles, sino utilizarlas como introspección: en blanco y negro toman un cariz más cercano al test de Rorschach", dice Franco y alude así a los conocidos test de "manchas simétricas" que supuestamente evalúan la personalidad de un sujeto.

E inmediatamente agrega otro dato técnico: "La sensibilidad refiere a cuánta luz necesita la cámara para captar un motivo a altas velocidades, yo dejé ese aspecto en automático porque entre las luces y sombras de las copas de lo árboles, no podía estar modificando eso todo el tiempo sin perderme lo que hacían los pajaritos"

Franco Trovato Fuoco 2
Franco  en el bar el Riel de Rosario, desde donde seis imágenes de sus

Franco en el bar el Riel de Rosario, desde donde seis imágenes de sus "pajaritos" levantan vuelo.

A la imagen de esa pluma se agrega un texto de Borges que expresa cuáles eran para el escritor los condimentos del hecho estético.

"La música, los estados de la felicidad, la mitología...", se leerá. Y a esas palabras le seguirán uno, dos, y varios pájaros en bandada. De ida, pero también dando la espalda: de regreso, puntos, en el crepúsculo de un cielo. Tordos, garzas, colibríes, calandrias, gaviotas, chimangos y "benteveos", el pájaro de la infancia para Franco, fueron captados sobre ramas, aleros, sobrevolando el agua del Paraná, en instantes precisos, en sus nidos, a sus anchas, en picada, entre corolas y flores.

"Me pasé horas mirándolos, llegué a reconocer sus sonidos y seguí el ciclo vital entero de algunos ejemplares y hasta identifiqué a un benteveo, al que llamé Flipper: le faltaba una pluma en la cola", aseguró Franco.

Cada pajarito tejerá una urdimbre con una frase del I-Ching y todo eso cerrará con la "materia leve de un poema concluido”, al decir de Leopoldo Marechal. Pero realmente para concluir faltará agradecer, y Franco lo hará: con amigos y colegas.

"Un día iba a cubrir una nota y me crucé con Rubén Chababo (N.de la R: profesor de letras de la UNR y ex director del Museo de la Memoria), alguien que me dijo 'gracias por los pajaritos' y luego me envió una carta de tres páginas contándome que durante la pandemia se le había muerto su perra y que ver cada día mis fotos en las redes le hacía menos profundo el dolor. Otra mujer me contó que su madre, ya fallecida, cuando iba a su casa a visitarla, desde afuera de la casa silbaba como los benteveos avisando que había llegado, y ella al ver las fotos se emocionaba recordando a su mamá. Y así miles de historias increíbles", dijo Franco.

Materia leve 2

Muchas historias en una. Pero no un manual de ornitología cargado de nomenclaturas científicas.

Pajaritos. Epítomes de cura, enseñanza, calma, recuerdos, fantasías y diálogo, que desde el litoral emigrarán levemente hasta Tucumán.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario