Cultura y Libros

El vuelo de una garza esplendorosa

Oscar Bondaz nació en Villa Elisa en 1954, pero hace mucho que es parte del paisaje cultural rosarino.

Domingo 08 de Abril de 2018

Oscar Bondaz nació en Villa Elisa en 1954, pero hace mucho que es parte del paisaje cultural rosarino. Fue uno de los integrantes del grupo El Poeta Manco, que pintaba poemas en las paredes de la ciudad en plena dictadura. Librero de oficio, Bondaz está a punto de presentar su último trabajo, Fragmentos de río, donde canta el Paraná y sus mundos con peculiar delicadeza. Los textos están acompañados por dibujos del artista plástico Pablo Pulido. Algunos de ellos ilustran esta página

Puesto de los tres cerros

la intuición esfuma la niebla

la memoria resplandece para llegar hasta el monte sin perderse entre los recodos

viborados del río

el timonel construye un mapa mental por este límpido laberinto de islas

toda conversación es un deleite para quienes poco se ven

entre estas verdes soledades

siempre con agrado los reciben una ondulación de totoras

y el humo de un fogoncito para el mate

Pescador

atardece con un sosiego rumoroso de insectos

hay una quietud somnolienta cayendo sobre el riacho

el benteveo lo mira echar las redes ve sacudir el agua en íntima música

anzuelos secretos refriegan el aire todo vigor que afrontará el sábalo

el sol ya no quema la espalda

pero brillará la luna entre las escamas pegadas a unas zapatillas descosidas

el amanecer que lo trae de regreso lo acompaña el vuelo

de una garza esplendorosa.

Sirena de río

desde la orilla y ataviada con la flor del camalote convoca a las más dóciles criaturas

a una amistosa pareja de horneros

al huraño carpincho al biguá zambullidor a las torcacitas de plumaje celeste apagado al lobito de río y a unos sapos roncadores

indiferentes a los calores del verano avivan discretos

la dicha de estos árboles

embellecida por la luz de la luna con su traje de raíces y limo entre el remanso y la isla

empuja a las canoas de los pescadores más tímidos o guían a quienes parten retardados

a consumar la mejor pesca

algunos constantes fieles alfareros de inocencias

le suplican fervientemente por el alma de los ahogados

y contra la injusta depredación.

La boya

flota la quietud

roja de impaciencia

mientras la mano sostiene la tanza tensa

sin que el aire vibre

sobre el agua amansada

por los verdes ojos del sauce vaga esta lengua ebria ondulante culebra que sonríe

lentitud de niña dócil maravilla la orilla

Tarariras

habitando en los riachos

o en tranquilas aguas de laguna han sabido del anzuelo

del señuelo o la carnada

por morder el estímulo del hambre desde su naturaleza han luchado con fiereza hasta entregarse

ahora exhibidas

prometen ser alimento cocido en horno de barro

Biguá

el sueño del viento adormece esa sombra alza el vuelo

y el silencio despierta

flecha mansa abre destellos donde se pierde como un eco azul en la corriente

el sosiego retorna al agua el remanso

un rumor que brilla la rama espera

una llama negra y ágil agita el aire

fulgor de latidos

la mojarra en el pico.

En el ECU

Fragmentos de río se presentará el próximo miércoles 11 de abril a las 19.30 en el Espacio Cultural Universitario (ECU), San Martín 750. Participará la escritora Andrea Ocampo. El compositor y pianista de jazz Pablo Juárez interpretará composiciones propias. Además, se exhibirán dibujos de Pablo Pulido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario