..

Cuatro años sin Paula Perassi: ocho procesados y una ciudad movilizada

Se cumple hoy el cuarto aniversario de su desaparición. El caso está caratulado como aborto no consentido seguido de muerte. Los imputados están libres pero vinculados a la causa.

Viernes 18 de Septiembre de 2015

A cuatro años de su desaparición, Paula Perassi y el bebé que gestaba no aparecen. El cuerpo de la joven madre sanlorencina que se presume fue asesinada en medio de una trama pasional, es buscado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EEAF) en un basural entre Timbúes y Puerto San Martín, sin novedades hasta el momento. Como todos los días 18 de cada mes Alberto, el padre de la víctima, encabezará esta tarde a partir de las 18 una nueva marcha en reclamo de justicia, para la que se espera un masivo acompañamiento. La manifestación partirá de la tradicional esquina de los bancos ubicada en avenida San Martín Urquiza de San Lorenzo.
  “Este será un nuevo pedido de justicia no sólo para la familia Perassi sino para todos. A cuatro años de injusticia, de saber que todo está manejado por el teléfono político y la billetera con dólares, estamos intactos para seguir luchando contra una banda capaz de hacer desaparecer una persona en democracia y quedar libre”, sentenció el padre de Paula, quien sigue circulando con un chaleco antibalas y custodios, tras recibir amenazas y un atentado en su casa, en mayo pasado. “Yo ando como un delincuente, mientras ellos andan en la calle como si nada”, dijo en alusión a los ocho procesados en la causa caratulada como ‘aborto no consentido seguido de muerte’, recientemente liberados”
  Se refiere al empresario transportista puertense Gabriel Strumia, procesado y detenido por segunda vez en la causa, y sospechado como autor del homicidio de Paula, con quien mantenía una relación extramatrimonial y al parecer sería el padre del bebé que ella esperaba. También está procesada la esposa de éste, Roxana Michl, por producir pruebas falsas y Mirtha Rusñisky, domiciliada, en Timbúes acusada de practicar un aborto contra la voluntad de la víctima, y con un desenlace fatal.
  En tanto, a los policías de la UR XVII Gabriel Godoy, Aldo Gómez, María José Galtelli y a su superior de la fuerza sanlorencina Jorge Enrique Krenz se los acusa por coautores de encubrimiento, mientras que al ex jefe de la Agrupación Cuerpos, Adolfo Daniel Puyol, se lo procesó por el mismo delito, aunque en calidad de autor.
  Todos fueron fueron procesados y detenidos el 20 de abril de este año por disposición del juez de Instrucción sanlorencino Juan José Tutau, a instancias de la investigación de los fiscales Eduardo Filocco y Román Moscetta, y liberados a mediados de agosto tras el fallo del camarista Adolfo Prunotto, con cauciones a cada uno de entre 30 mil y 100 mil pesos.
  
Repudio. El fallo del juez de cámara generó un hondo malestar en la ciudadanía sanlorencina, que se volcó masivamente a las calles para repudiar el dictamen que, tal como está planteado, sería inconstitucional, según denunciaron los abogados de la familia Perassi ante la oficina de Gestión Judicial de Segunda Instancia de los tribunales rosarinos. La acusación se basa en la falta de fundamentos del magistrado para liberar a los procesados.
  Mientras aún corren los plazos legales de resolución de esta presentación, los querellantes Adrián Ruiz y José Ferrara van por un nuevo pedido de investigación, relacionado con la ruta del dinero con el que, según aseguran, los principales acusados habrían “comprado impunidad”.
  “Todos vamos llegando a un límite, a medida que nos enteramos del menudeo de la cosa. Esto es más de lo mismo, se están tirando la pelota unos con otros: lo tenemos al juez Prunotto que dice que la investigación de Filocco es una mierda... ¿Quién se va a hacer cargo de esto? ¿Va a quedar así nomás?”, indagó Perassi, en alusión a las polémicas declaraciones del juez de cámara a una FM sanlorencina, en las que criticó duramente la actuación del fiscal, a modo de explicación y justificación de su propio fallo.
  
Búsqueda. En tanto, el EEAF excava por estos días los 5 metros de profundidad que restan para llegar al fondo de la cava, donde se esperan encontrar los restos de Paula. “Estoy impactado por la solidaridad de los vecinos, de la participación voluntaria de bomberos voluntarios de San Lorenzo, maquinistas de la zona, de la gente que se anota para trabajar, como estudiantes de colegios secundarios; del profesionalismo de una sección de Gendarmería y de los forenses, del trabajo incluso en el tiempo libre para buscar a Paula. Nos sentimos acompañados por todos ellos y muchos más que me faltarían nombrar”, destacó Ruiz.
  El abogado valoró “la fuerza de la familia Perassi: la sinceridad de Alberto,  que es quien sale a la calle mientras en su casa queda su esposa Alicia, una abuela que ahora se convirtió en mamá de los hijos de Paula”, destacó Ruiz, a modo de balance positivo en estos años de búsqueda de verdad y justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS