..

Cristina en Sunchales: "El país no se reconstruyó por obra de la suerte"

La presidenta volvió a la provincia por segunda vez en 45 días en una visita de fuerte peso político. En su discurso lo cruzó a Binner y dijo que el reparto a las provincias es equitativo.

Jueves 17 de Marzo de 2011

Sunchales (Enviado especial)—. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner desembarcó ayer en la bota santafesina por segunda vez en el lapso de 45 días en otra visita cargada de significaciones políticas en el incipiente año electoral. Lo hizo para dejar inaugurado el impactante edificio inteligente del Grupo Sancor Seguros, enclavado en esta portentosa ciudad epicentro de la cuenca lechera argentina.
  El predio de 15 mil metros cuadrados, con aeródromo propio, campo de golf, hotel corporativo y healt club —entre otros amenities dignos del primer mundo— demandó una inversión de 130 millones de pesos según comentó exultante a La Capital Raúl Colombetti, presidente de la compañía.

Frases elogiosas. “El crecimiento de la economía argentina no es viento de cola ni obra de la suerte porque suerte tienen los vagos”, fue una de las sonoras frases que dejó la presidenta ayer. Y agregó en iguales dosis de congratulación con sus anfitriones y autoelogio: “Nadie invierte 32 millones de dólares en un país que no apuesta por un crecimiento sustentable y sostenido, y esta es la muestra más palmaria del optimismo de nuestro empresariado cooperativo”, señaló Cristina.
  Como sucedió a principios de febrero cuando la mandataria participó de la habilitación de la autovía Santa Fe-Paraná, CFK no hizo referencia explícita alguna a la interna del peronismo santafesino, ni a su reelección. Pero en todo momento se mostró como una auténtica candidata en campaña con un discurso reivindicatorio del modelo económico —apoyado en estadísticas— y de lo que denominó la “reconstrucción de la Argentina iniciada en 2003”. De paso le marcó la cancha en su propio territorio al gobernador Hermes Binner. “Santa Fe recibía 1.713 millones de pesos en 2003 cuando comenzó a gobernar Néstor Kirchner —aseguró en la única referencia a su fallecido esposo en otras ocasiones más profusas— y ahora recibe casi 10 mil millones de pesos de coparticipación nacional, incluido el fondo sojero que por primera vez hace un gobierno”.

Sólo dos oradores. Como dato elocuente de que la parada fue copada exclusivamente por la presidenta, la lista de oradores se limitó a la propia Cristina y al titular de la compañía aseguradora. La mandataria también se hizo tiempo para repartir aportes no reintegrables y subsidios desde el escenario, no escatimó besos a los que se acercaron a saludarla, se sacó fotos y firmó autógrafos a granel rompiendo en varias ocasiones el protocolo al mejor estilo K. El cerco estuvo reservado a los hombres de prensa que no pudieron obtener la palabra por afuera del discurso presidencial.
  Para Cristina ayer fue “un día muy especial para Sunchales, Santa Fe y para el cooperativismo”, y puso énfasis al resaltar que “hoy podemos inaugurar este edificio por el crecimiento del modelo argentino y la fe puesta por estos empresarios cooperativos”.

Crecimiento. El discurso del presidente del directorio de Sancor debe haber sonado como música en los oídos de la principal habitante de la Casa Rosada cuando hizo alusión a que “el crecimiento experimentado en los últimos años” por el grupo asegurador sunchalense.
  En la fastuosa celebración se mezclaron candidatos, dirigentes políticos, empresarios y hasta una mesa de celebrities con viejas glorias del deporte motor como Froilán González, Oreste Berta y Enrique Oscar Pairetti, el veterano humorista Luis Landriscina y el periodista deportivo Fernando Niembro. Como maestros de ceremonia oficiaron Teté Coustarot y Fernando Bravo, aunque estos fueron reemplazados por un locutor oficial cuando se anunció a la presidenta y sólo retornaron cuando Cristina terminó su alocución y se sentó a almorzar. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario