..

Confirman la prisión preventiva para los imputados en el caso Chiara

Ahora también la Justicia dispuso investigar a los familiares directos de la víctima. Vinculan el móvil del asesinato con un intento de aborto para interrumpir el embarazo de la menor fallecida.  

Martes 19 de Mayo de 2015

Los dos adultos imputados en el resonante caso de Chiara Páez, la chica de 14 años que fue brutalmente asesinada y enterrada en la casa de su novio, continuarán detenidos en la Alcaidía de Melincué durante la investigación. Así lo dispuso la jueza interviniente, Lorena Garini, al confirmar ayer en el marco de una nueva audiencia, la prisión preventiva que solicitó para ambos el fiscal que lleva adelante la investigación, Mauricio Clavero. Durante la jornada de ayer también trascendió que, en una causa desdoblada, la Justicia investigará además el entorno familiar de la joven fallecida para esclarecer si incurrieron en alguna conducta delictiva tras conocerse que se le suministró a la joven una droga abortiva (ver aparte).

La confirmación de la prisión preventiva pesa sobre la mamá del homicida confeso, Carolina G., de 34 años, y su concubino, Carlos C., de 43, a quienes la semana pasada la misma magistrada de la investigación penal preparatoria imputó bajo la figura penal de homicidio agravado por el vínculo, femicidio y aborto no consentido por la víctima en calidad de partícipes necesarios.

"Era lo que se esperaba", dijo satisfecha ayer una de las abogadas de la familia querellante de la víctima, Natalia Ferrero, apenas culminada la audiencia para luego destacar el "buen trabajo" de la Fiscalía en la recolección de evidencias para fundamentar su pedido de arresto preventivo.

La medida será apelada por la defensa oficial de los sujetos incriminados, quienes al salir custodiados por la policía de la sala de audiencias de la Oficina de Gestión Judicial fueron insultados y abucheados por un grupo de rufinenses que se acercó al lugar para manifestar su repudio.

La jueza justificó su decisión al entender que se reunieron los presupuestos necesarios para sostener la peticionada prisión, aunque sus argumentos por escrito se conocerán en las próximas horas. No obstante, puntualizó que su resolución fue sustentada en base a la existencia de elementos de convicción suficiente para sospechar de los imputados así como la peligrosidad procesal que implicaría para la causa dejarlos en libertad y la gravedad del delito achacado, que prevé una pena efectiva de prisión perpetua.

Aunque inicialmente el fiscal hizo un planteo general para justificar el pedido de prisión preventiva, luego ahondó en detalles por requerimiento de la defensa representada por Pablo Domínguez y Mariano Mascioli.

Aborto forzado. Clavero, acompañado del fiscal adjunto de Venado Tuerto que colaboró en la investigación, Mauro Blanco, esbozó su hipótesis de trabajo en base a elementos que apuntan a demostrar que el móvil del asesinato fue el intento de aborto forzado.

Para los investigadores la menor habría sido sometida a tal práctica forzada al no arrojar el resultado buscado un fármaco de efecto abortivo que venía ingiriendo vía oral y cuya droga, conocida como Oxaprost, habría adquirido la madre del confeso homicida en una farmacia local gracias a la prescripción de un profesional, también de la misma ciudad, que al parecer dijo habérsela recetado como antiinflamatorio para suministrárselo a una persona mayor de su entorno familiar que presentaba una dolencia física.

La compra del remedio fue documentada con el secuestro de una receta médica, lo que fortalece aún más la presunta causa del atroz crimen cometido aparentemente en un taller de la casa donde fue hallada sin vida Chiara.

Allí habría sido llevada por su novio luego de encontrarse con él, cerca de la medianoche del sábado 9, tras estar compartiendo una cena con amigas.

Si bien el menor asegura que estuvieron solos en el lugar y, tras discutir, la mató a golpes contra un elemento contundente para luego arrastrarla hacia el patio y sepultarla en un pozo que dijo haber realizado con sus propias manos, su relato no resulta creíble puesto que se contradice con los resultados de las pericias que, entre otras conclusiones, descartan que el cuerpo fuera arrastrado.

A ello se suma que en el dormitorio de la mamá del autoincriminado matador se encontraron y secuestraron prendas con manchas de sangre que pertenecen a su concubino.

Además ayer Clavero, quien valoró lo resuelto por la jueza, confirmó que el domingo a la mañana se realizó otro allanamiento positivo en la casa del crimen donde personal de la policía de investigaciones de Rosario halló, a instancias de una técnica conocida como "prueba de luminol", nuevos rastros de sangre en "un calzado deportivo que estaba debajo de la ropa que ya había sido secuestrada, en una reposera y en una bolsa plástica", revelaron.

Acompañado. Aunque no está probado, los investigadores reunieron evidencias que hacen presumir que el chico no estuvo solo en la escena del crimen sino acompañado por su progenitora y el padrastro para participar del brutal episodio.

Si bien la chica no presentaría lesiones genitales, se presume que los supuestos agresores podrían haber intentado introducirle en su zona vaginal el referido remedio utilizado para prácticas abortivas al no haber dado resultado por vía oral, lo que habría provocado el rechazo de Chiara sin poder resistirse al ataque que terminó con su vida.

Su novio ni siquiera tendría rasguños en su cuerpo, lo que revelaría el estado de indefensión de la adolescente cuyo cuerpo habría sido alzado y trasladado hasta la zanja donde fue enterrada por más de una persona. No menos clave para la investigación habría sido el testimonio de un vecino que dijo haber escuchado gritos y un supuesto pedido a sus agresores para que no le hagan más daño.

En la escena del crimen fue secuestrado un colchón con sangre que el presunto homicida dijo haber utilizado con Chiara para mantener relaciones sexuales, algo que tampoco fue probado en la autopsia y acrecienta las dudas sobre el testimonio del chico.

Pero además, otro dato fuerte parece poner en evidencia su "inconsistencia" discursiva: la chica al ser hallaba estaba con su cuerpo semidesnudo de la cintura hacía los pies, lo que refuerza la interpretación de la presunta práctica abortiva, más aún cuando no surgieron indicios de la presunta relación íntima referida en la declaración por su novio a los investigadores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS