..

Con la cosecha gruesa, prevén un colapso vehicular en la región

Esto implica que lleguen a la región entre 1.2 y 1.5 millón de camiones y que en la época pico (entre abril y junio) el flujo sea de entre 10 mil a 12 mil camiones por día.

Domingo 16 de Marzo de 2014

El masivo ingreso de camiones a los puertos de la región, que se incrementará exponencialmente a partir de abril, hace prever nuevos colapsos viales y renueva, una vez más, el reclamo de obras fundamentales para garantizar la transitabilidad de la región. Pese a que recientemente se hicieron obras como el acceso a San Lorenzo desde la autopista a Santa Fe para el tránsito liviano, y la remodelación de la ruta nacional A-012, siguen pendientes los reclamos de refacciones y nuevas vías de acceso a las terminales del polo agroexportador.

   Frente a este contexto, la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo y Zona se prepara una vez más para el operativo cosecha que realiza anualmente junto a fuerzas policiales, la Agencia de Seguridad Vial y los municipios involucrados.

   No es para menos. Se estima que este año, la cosecha será de 55 millones de toneladas; algo más de un 10 por ciento superior a la anterior campaña. Esto implica que lleguen a la región entre 1.2 y 1.5 millón de camiones, y que en la época pico (entre abril y junio) el flujo sea de entre 10 mil a 12 mil camiones por día y los empresarios y transportistas lo saben; el colapso será inevitable. “Es un delgado equilibrio que se puede romper por cualquier contingencia; ya sea un accidente, un piquete, una protesta, un trabajo vial que obstruya el paso de vehículos y hasta un fenómeno meteorológico intenso”, graficó el gerente de la cámara, Gabriel Abbo.

El operativo. Por eso, la Comisión de Logística de la cámara ya prepara el operativo, para el cual ya comenzaron distintas reuniones y el miércoles próximo habrá un encuentro con autoridades de la Unidad Regional XVII de Policía, Seguridad Vial, empresarios y autoridades municipales y comunales de San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes, entre otras.

   El operativo, que comenzará el 1º de abril, es “un paliativo —explican sus organizadores—, que intenta ordenar un poco el conflictivo tránsito de camiones y una coordinación de las acciones locales para que no se tomen unilateralmente decisiones que dificulten el tránsito”.

   Básicamente, se establecerán tres puestos fijos de policía, con dos uniformados y un vehículo en cada uno, ubicados en puntos estratégicos, más otros dos puestos móviles que de acuerdo a la demanda se establecerán en áreas que ya están más o menos preestablecidas.

   Los puestos fijos estarán montados en las intersecciones de la ruta 10 y la autopista Rosario-Santa Fe (zona de San Lorenzo); ruta 11 y Perón (Puerto General San Martín) y en Maestra Leonilda y Cacique Mangoré (Timbúes). Desde allí se intentará ordenar el tránsito de camiones de acuerdo al flujo y a la demanda.

Obras necesarias. Sin embargo y con todo, desde la cámara saben que el colapso será inevitable. “Salvo el acceso a San Lorenzo por calle Urquiza, y las obras en la ruta A-012, no se han hecho obras que permitan mejorar el tránsito”, insistió Abbo en diálogo con La Capital. El punto más crítico está en las rutas provincial 10 y nacional 11, que permanecen en pésimo estado. Si bien la provincia tiene proyectado duplicar la traza de la 10 entre la autopista a Santa Fe y la 11, esa obra se demorará y no será aprovechada en esta cosecha.

   “La falta de obras de infraestructura y de mantenimiento son los problemas más importantes de la región —señaló Abbo—. Sabemos que los camioneros están molestos con la provincia porque no se cumplió un acta acuerdo firmada donde se comprometía a realizar distintas obras”.

   Otra entidad que viene manifestando su preocupación es la Federación de Transportistas Rurales. Tal cual lo publicó el diario digital SL24, el sector se encuentra en estado de “alerta y movilización”, y reclama que se hagan obras y se garantice la seguridad, tal como lo reclamó Pablo Agolanti, dirigente de la federación.

   Desde la cámara, en tanto, la Comisión de Logística firmará un contrato con el Instituto del Transporte de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) para evaluar el impacto en la zona por arribo de camiones. “Se trata de un estudio de transitabilidad que podría ayudar a tomar medidas para mejorar la circulación”, dijo Abbo, quien adelantó que el convenio está pronto a firmarse en los próximos días. El mismo instituto es el que está estudiando el ensanchamiento e incluso nuevas trazas para la ruta A-012, por un convenio con la Nación.
  El directivo recordó además que en 2012 se le entregó en mano al entonces flamante secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, una carpeta con todas las obras que las empresas consideran necesarias para la región.

  Entre otras cosas, se reclamaban además de la continuación del Camino de la Cremería y la conexión a Puerto San Martín desde la autopista, la pavimentación de ingresos y mejorado para camiones a Timbúes y a Puerto por las calles López y Mansilla, la rotonda en las rutas provinciales 10 y nacional 11, puentes sobre los pasos a nivel y las autovías en las rutas nacionales 34 y 33. Esta última está en estudio, pero su concreción demorará años.

   El mismo documento le fue remitido a las autoridades provinciales. “Se ha seguido insistiendo pero no tuvimos éxito. Se necesitan decisiones políticas de todos los estamentos gubernamentales, porque son obras que benefician a todos. Pero lamentablemente, se tiran el fardo los unos a los otros”, lamentó Abbo, a modo de remate.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario