Pandemia

Con curva en ascenso, Rosario volvió a acortar el plazo duplicación de casos

El informe semanal muestra que ese tiempo pasó de 11 a 10 días. A nivel nacional, Santa Fe subió al tercer lugar detrás del Amba

Viernes 04 de Septiembre de 2020

En las últimas 48 horas Rosario, y también la provincia, rompieron récord de contagios desde el inicio de la pandemia. La ciudad sumó 374 nuevos casos el primer día de septiembre, y el martes esa misma cifra había crecido a 412. A nivel santafesino, el escenario no fue diferente y tanto fue así que respecto del informe detallado de hace exactamente una semana la provincia pasó de estar quinta a ubicarse tercera en el ranking nacional, sólo con la provincia y la Ciudad de Buenos Aires por encima. Y esas últimas horas se plasmaron en el registro detallado que cada viernes realizan las autoridades sanitarias. Si bien la ciudad la tasa de letalidad sigue estando debajo de 1 por ciento, se agravaron algunos de los indicadores de alarma, como la ocupación de las plazas de terapia intensiva, y sobre todo las llamadas camas Covid; aunque la suspensión de las cirugías programadas puso un freno importante a esa curva. Además, el tiempo de duplicación de casos que se redujo de 11 a 10 días. Otra preocupación central, las intervenciones en instituciones geriátricas de la ciudad, sobre todo por tratarse en todos los casos de población de riesgo.

Del total de 451.198 contagiados en todo el país, 10.093 son santafesinos, de los cuales 3.529 están activos, lo que hizo que en estos siete días la provincia pasara de estar quinta a nivel nacional en la cantidad de casos positivos, a ubicarse como la tercera jurisdicción apenas después del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), dejando atrás a Jujuy y Córdoba.

Embed

Si bien en Rosario la tasa de letalidad se mantiene en en 0,89 por ciento y el índice de casos secundarios por cada positivo que la semana pasada estaba en el 1,51 y ahora tuvo una pequeña mejora a 1,41, la ciudad ya roza los 5 mil casos totales _1.688 activos_ y registró 43 fallecimientos. Todo eso, en un contexto donde dos indicadores centrales se fueron deteriorando aún más en la última semana: la ocupación de camas críticas y el tiempo de duplicación de casos.

Este último dato, que en los últimos 15 días ya había caído en forma más abrupta de 15 días a 11 días, ahora bajó un escalón más y se ubicó en 10.

A eso se suma el incremento de la ocupación de las 543 camas críticas que tiene la ciudad. Si bien esta semana en los efectores públicas las terapias intensivas llegaron a tener una ocupación de casi el 90 por ciento, semana contra semana, ese porcentaje apenas se incrementó del 75 al 76 por ciento, aunque sí creció el número de plazas ocupadas por casos de Covid que pasó del 8 al 15 por ciento.

placa-muni-coronavirus-01.jpg

Una de las explicaciones a esa ralentización a esa curva que venía creciendo, y que desnudó esta semana la situación de las terapias intensivas, fue la medida de suspender las cirugías programadas y que en muchos casos requieren para la recuperación de esas camas, y que funcionó casi como un “freno de mano” sobre la inercia en ascenso.

En el sector privado, informaron una baja de las plazas críticas, aunque las camas Covid crecieron casi cuatro puntos, de 7.5 a 11,3 por ciento.

Las intervenciones en espacios cerrados fueron otra de las señales de alarma de la semana, sobre todo porque de los 15 espacios que se encuentran bajo seguimiento, 13 son hogares geriátricos con más de 30 contagios registrados este jueves en personas de riesgo, además de un centro día y un hogar de menores.

El informe completo

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS