ciudadanoperiodista

Las infracciones de todos los días

Los problemas de tránsito en una ciudad de las dimensiones de Rosario y con un parque automotor en ascenso son múltiples. Y las responsabilidades son compartidas.

Domingo 09 de Diciembre de 2007

Los problemas de tránsito en una ciudad de las dimensiones de Rosario y con un parque automotor en ascenso son múltiples. Y las responsabilidades son compartidas. Por un lado el municipio debe ejercer el poder de policía y controlar con eficiencia que los vehículos estén en condiciones y que sean conducidos correctamente. Pero los automovilistas también deben colaborar.

Los inconvenientes que ocasionan los vehículos estacionados en doble fila son muchos: es un factor de riesgo de un potencial accidente, además de entorpecer la fluidez del tránsito. Así ocurre en gran parte del microcentro.

El caso que ilustra la foto ocurrió el jueves pasado a las 9.40, en Presidente Roca y Córdoba. Allí, casi cerca de la parada de colectivo, una camioneta se detuvo en doble fila para descargar mercadería. ¿No puede haber un inspector de tránsito por cuadra para evitar que esto suceda?

Los automovilistas deberían tomar conciencia que la licencia que se les otorga para conducir un vehículo en la vía pública tiene una condición ineludible: respetar las normas de tránsito. Si esto se vulnera la calle se convierte en una gran selva asfaltada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario