Central tendrá un domingo de decisiones

Ferrari utilizará a todos los titulares disponibles para intentar conseguir un triunfo que lo deje en el cargo, caso contrario ya hay alternativas pensadas

Jueves 14 de Marzo de 2019

El domingo ante San Lorenzo se definirá el futuro de Paulo Ferrari como DT de Rosario Central, razón por la cual el entrenador pondrá todos los recursos disponibles en el campo del Gigante para intentar conseguir un resultado favorable que le permita prorrogar su estadía y así llegar al receso por la fecha Fifa para reacondicionar el plantel. En caso contrario, "ya hay alternativas pensadas", cuentan por lo bajo desde los escritorios.

Así de vertiginosa es la vida en Central. Pasar de un festejo anhelado por conquistar un título y clasificar a la Copa Libertadores a quedar sin rumbo futbolístico. Despedir a un cuerpo técnico por falta de juego a designar a otro que evidencia lo mismo. Quedar eliminados de manera prematura ante un rival amateur en el torneo que supieron conseguir y celebrar, para comenzar a naufragar en el certamen continental. Como así profundizar la anemia en la Superliga. Todo en cuestión de pocos meses.

En el mientras tanto tratan de justificar los malos resultados obtenidos hasta ahora con Ferrari. Explican por lo bajo en simultáneo con el entrenador que el plantel está en paupérrimas condiciones físicas, y responsabilizan de esto al cuerpo técnico precedente. ¿Acaso el mánager y la comisión de fútbol no hacían un seguimiento de estas cosas? ¿Y si esta fue una de las causas por la que despidieron a Edgardo Bauza, por qué no la comunicaron?

Pero es tan cierta la falta de plenitud física como el error táctico de utilizar un esquema que potencia esa falencia. ¿O no percibe el Loncho que su equipo se queda sin piernas en los segundos tiempos? Porque cuando su conjunto se hace lento debido a eso, no se entiende entonces que no utilice a Néstor Ortigoza, u otro volante con manejo de su agrado, para al menos tratar de tener el control de la pelota y buscar administrar los tiempos con más precisión en los pases. Como debió hacerlo en Chile, donde en la última jugada del partido quedó expuesta la inexperiencia y la desorganización para este tipo de compromisos.

Ferrari sabe que sin resultados no hay paraíso. Como seguramente antes de asumir conocía la realidad futbolística canalla. Y es por ello que es consciente de que el domingo su equipo debe ganar. Porque en el fútbol los respaldos son efímeros cuando la adversidad saca residencia.

Los directivos tienen posiciones divergentes sobre la actualidad del equipo. Están aquellos que aún intentan sostener su apoyo al actual técnico optando por buscar culpas en el ciclo anterior Y los otros que recuerdan su oposición a que Ferrari sea designado. Pero más allá de las diferencias, todos ellos y el director deportivo son responsables del pasado y del presente. Como así del futuro. El que comenzaría a develarse el domingo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});