Anses

Cayó la banda que estafaba jubilados con el cuento del tío

Los delincuentes realizaban la maniobra desde una cárcel de Córdoba simulando ser empleados de la Anses. Varias personas de localidades santafesinas fueron engañadas.

Jueves 21 de Mayo de 2020

Un día le pusieron fin a los engaños a adultos mayores. Al menos para la banda de Córdoba que realizaba estafas telefónicas desde una cárcel de Córdoba haciéndose pasar por empleados de la Anses y ofreciendo el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a las víctimas, en su gran mayoría jubilados. El Ministerio de Seguridad de la Nación informó que secuestraron más de un millón y medio de pesos que habían obtenido los estafadores, que con el cuento del tío embaucaron a varias personas, en su gran mayoría jubilados de distintas localidades vecinas, entre otras.

Uno de los líderes de la organización criminal, que se encuentra alojado en un complejo carcelario de Córdoba, llamaba por teléfono a las víctimas, a las que les aseguraba ser empleado de Anses y les informaba que tenía en su poder una orden de pago para que recibieran el bono de 10.000 pesos que otorgaba el gobierno nacional.

De esta manera, el delincuente obtenía el nombre y número de documento de los damnificados, a quienes luego les indicaba que se dirigieran a un cajero automático con su tarjeta de débito. Siempre manteniendo la comunicación telefónica, el estafador pedía a las víctimas que efectuaran distintas operaciones, como el cambio de la clave de home banking o la extracción del "Token" de seguridad.

De este modo, el interno pasaba a apoderarse del dinero existente en las cuentas, a las que tenía acceso, y realizaba solicitudes de préstamos monetarios. De esta manera se hicieron de grandes cifras, como en el caso que se produjo en Coronel Bogado, donde tres personas fueron robadas al entregar 330 mil pesos. Otros casos -por citar algunos tantos- se produjeron en Arroyo Seco, donde un jubilado terminó cediendo 100 mil pesos; en Roldán a una jubilada le arrebataron 30 mil, y en Santa Teresa un hombre perdió 150 mil mediante este ardid.

Tras una investigación realizada por detectives del Departamento Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la Policía Federal Argentina (PFA), se logró determinar que la banda estaba conformada por nueve internos y que contaban con el apoyo de cómplices y familiares fuera del penal.

Por este motivo, el Juzgado de Control y de Faltas Nº 5 de Córdoba, a cargo de Carlos Lezcano, ordenó siete allanamientos en distintos domicilios y en el complejo carcelario.

Como resultado de estas medidas, se secuestraron más de 1.500.000 pesos, 1.200 dólares, armas de fuego, teléfonos celulares, chips, computadoras, tarjetas de memoria y agendas con anotaciones de cuentas bancarias. En total, unas 15 personas fueron imputadas y quedaron a disposición del juzgado interviniente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario