Cartas de lectores

Y teníamos razón

Hace años que nuestra institución elevó la bandera en defensa de barrio Tablada, en contra de la estigmatización y discriminación por considerárselo uno de los más inseguros de Rosario.

Miércoles 10 de Abril de 2019

Hace años que nuestra institución elevó la bandera en defensa de barrio Tablada, en contra de la estigmatización y discriminación por considerárselo uno de los más inseguros de Rosario. Hoy se dieron a conocer estadísticas oficiales con información desde 2015 a la fecha. En ninguno de esos años Tablada encabeza los barrios con mayor violencia. No negamos que en Tablada hay inseguridad, pero es al mismo nivel que en toda la ciudad. En todas partes se camina con miedo, no se circula solo en la noche y se recomienda enrejar y transformar en fortalezas cada vivienda. Poco se menciona de que la historia de Rosario comenzó con la Posta del Pago de los Arroyos que estaba precisamente en Tablada, ni que a pocas cuadras de ese lugar está la vivienda popular en pie más antigua de la ciudad. Insólitamente, se olvidan de mencionar que en Tablada surgió la institución cultural más trascendente de Latinoamérica: la Biblioteca Popular Constancio C. Vigil. Se saltea la mención de que Tablada es el barrio con mayor cantidad de escuelas por habitante y que fueron levantadas por sus propios vecinos. Y así podría seguir mencionando muchas cosas más. Esperemos que en adelante los vecinos de barrio Tablada reciban la misma consideración en la prestación de servicios públicos y privados que en el microcentro y otros sectores privilegiados de Rosario.

Claudio Gershanik

DNI 10.866.756

Responsable de "Vivir y Convivir en Tablada"

(Facebook La tablada Convivencia)


Pichincha, un barrio alterado

Uno puede soñar lo que no existe y regocijarse en lugares que te arropan. Y mientras te contienen tu mente se deleita con el canto de los pájaros en los árboles añosos, frondosos, con hojas que bailan al ritmo de la brisa, del viento. Caminar por las sombras que proyectan o asomarse a los rayos de sol que se cuelan por sus ramas. Escuchar tus pasos al caminar y el eco de una puerta alta que se abre chirriando como el quejido de un anciano. Pero uno se despierta y los árboles tienen sus troncos lacerados por correas de bicicletas o de motos, y sus copas recargadas de cables y luces. Las veredas amuebladas de bancos y mesas altas con tornillos o cadenas, y si uno camina siente el "crash" de vasos de plástico, o se sorprende con el vuelo de servilletas de papel arrugadas o con manchas. Las colillas forman diseños a nuestro paso y el bullicio que deja de ser bullicio para ser suplicio en las noches de largos desvelos. Pichincha está alterada, no sabe que es Pichincha, la vieja Pichincha que aguanta desfigurada, aturdida, moribunda. Por favor, que alguien la rescate del escarnio y la vuelva la Pichincha soñada.

DNI 13.167.275


No sos perseguida Florencia

Quienes leen los diarios y se mantienen informados saben que tu llamado a indagatoria en las causas Hotesur y Los Sauces no forma parte de ninguna "persecución política" por el solo hecho de apellidarte Kirchner. El llamado es porque los libros donde están asentados los nombres de los titulares del directorio de esas empresas (que se comprobó, lavaban dinero) dicen que Florencia Kirchner es titular en ambas. Y además, vos estampaste tu firma en ellos. En ese caso más te valdría reclamarle a tu madre o a tu hermano Máximo que te hayan hecho firmar en esos libros, no a Bonadío. Tampoco es justo que cargues las tintas, vos y tus abogados, en el juez, porque no fue él quien colocó los más de cuatro millones de dólares en una caja de seguridad del Banco Galicia, abierta a tu nombre. Si no los colocaste vos, ¿quiénes otros que tu madre o tu hermano puedan haberlo hecho? Repróchaselos a ellos, no al juez. Es más, decile a los costosos abogados que salen en los medios para asegurar, muy sueltos de cuerpo, que existe una evidente persecución hacia todo aquello que tenga que ver con Kirchner, que no confundan más a la sociedad con esas expresiones carentes de sustento. Ahora será conveniente que cuides tu salud y sigas las indicaciones médicas hasta que estés en condiciones de viajar, pero debes saber que más temprano que tarde deberás declarar ante el juez que te citó. A menos que se "democratice la justicia a tal extremo" que te permita elegir con cuál juez quieras ser juzgada.

Ovidio Winter

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});