Cartas de lectores

Volver a vivir

Deseo agradecer profundamente a las autoridades del Hospital Provincial Eva Perón.

Viernes 17 de Agosto de 2018

Deseo agradecer profundamente a las autoridades del Hospital Provincial Eva Perón, a los médicos de guardia, al equipo de profesionales y enfermeras por la cirugía de urgencia que me practicaron y salvó mi vida, luego de recibir una puñalada que afectó el corazón. Un día, al regresar a mi casa luego de jugar el partido habitual con el grupo de los "jueves de fútbol y otras yerbas", fui asaltado por un sujeto que quiso arrebatarme el bolso cuando estaba por descender del auto y, sin mediar palabra alguna, extrajo un arma blanca y me aplicó una cuchillada en el sector izquierdo del tórax. Quedé tirado en el suelo frente mi casa siendo atendido por mis familiares que rápidamente llamaron a la ambulancia de urgencias. Llegué al Hospital Eva Perón en estado de coma y casi sin presión arterial, según me dijeron, y me operaron de urgencia. Gracias al equipo quirúrgico, como a todos los enfermeros y enfermeras, personal del hospital que me asistieron en el pos operatorio, puedo contarlo. Soy un eterno agradecido de todos ellos y de la salud pública de la provincia de Santa Fe, que gracias a su organización y nivel de atención en la urgencia, permitió que una persona con una herida mortal en su corazón pueda "volver a vivir".

Jorge Eduardo Méndez


¿Podríamos seguir el ejemplo de 1870?

En el año 1870 la población de Rosario vivió aterrorizada por los numerosos crímenes. La audacia de los criminales llegó hasta dejar un cadáver en calle Córdoba con dos puñales cruzados en su pecho y una nota amenazante. Servando Bayo, que en 1871 era el jefe político de Rosario, acordó con el gobierno nacional el envío a presidio a la isla Martín García a todos los delincuentes que se capturaban. Antes de dos meses, remitió a más de 300 y los jueces se atrevieron a condenar a los reos. La ciudad quedó libre de delincuentes por largo tiempo. Por este y otros éxitos en beneficio de la ciudad, tres años después Servando Bayo fue electo gobernador de la provincia (Artículo publicado en la revista N° 26 de la Junta de Historia, 1974)

Alfredo Coniglio

DNI 6.043.670


Hay que ser sinceros

El diputado del socialismo Eduardo Di Pollina, sin ponerse colorado, ubicó a la provincia de Santa Fe "como la mejor de la Argentina". O estaba soñando o vive en una caja de cristal. Es la provincia con mayor inseguridad; es la única provincia, con los casos de Rosario, donde los jueces, o sea, la Justicia, están sometidos a una balacera casi a diario. Me parece que lo dicho es una tomada de pelo, especialmente para los rosarinos. Basta de hablar tanto, hagan algo porque los delincuentes se mofan de las medidas de seguridad. Pidan a la Nación que se haga cargo porque con ustedes, señor diputado, no pasa nada.

DNI 6.347.664


Cincuenta años de un instituto

El Instituto Pastoral de la Adolescencia (IPA), espacio de reflexión comunitaria desde el espíritu e ideario educativo lasallano, cumple 50 años. Fue creado en 1968 con el objetivo de poner en diálogo los documentos escritos en el seno de Concilio Vaticano ll con la realidad cultural y religiosa de nuestro tiempo, nuestra historia, nuestra tierra. Ese diálogo que pretende hacer síntesis de fe, cultura y vida fue entendido por la comunidad lasallana como un modo de encarnar la palabra, a través de la pastoral de la adolescencia y la formación catequística en cada ambiente y lugar. A lo largo de estos 50 años de vida, el IPA ha persistido fiel a ese diálogo que, inspirado en Jesús encontró en los diversos momentos socioculturales y religiosos que se fueron sucediendo, el motor para seguir formando catequistas abiertos a la búsqueda y a la construcción comunitaria, en donde los adolescentes y jóvenes tengan un rol protagónico en la esperanza de una Iglesia más inclusiva como lo soñó el Concilio. El hermano Genaro Sáenz de Ugarte, impulsor y rostro visible de aquel grupo de religiosos y laicos que dieron nacimiento al IPA, nos dice hoy que "el hecho de buscar arraigo firme en el Concilio Vaticano ll les dio a los catequistas egresados del IPA fortaleza de una referencia teológica y espiritual abierta, con sentido comunitario y con orientación a un proceso de inserción en el mundo de los adolescentes y jóvenes".

Raúl Pedemonte

Equipo de Pastoral Juvenil

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario