Cartas de lectores

Una tarea destacable

El 23 de octubre pasado, la Escuela Superior Nº 49 "Justo José de Urquiza" visitó al querido Hospital de Niños "Víctor J. Vilela" gracias al contacto establecido con las voluntarias del nosocomio.

Viernes 02 de Noviembre de 2018

El 23 de octubre pasado, la Escuela Superior Nº 49 "Justo José de Urquiza" visitó al querido Hospital de Niños "Víctor J. Vilela" gracias al contacto establecido con las voluntarias del nosocomio. La visita fue en el marco de un programa educativo propio de nuestra escuela, donde docentes, preceptores, tutores y especialmente alumnos, organizan durante el año donaciones (ropa, calzado, juguetes, libros de cuentos) y también una jornada de convivencia con los niños internados. La experiencia fue maravillosa y con sólo mencionar que nuestro equipo logró dibujar una sonrisa, un día de felicidad, un momento de paz y de vida en esos niños y contagiar a sus familiares de tanta emoción, creo que basta para dar noción de tan emotivo momento. Esto es sólo un granito de arena en una realidad cruda, porque se trata de niños, pero marca la esperanza de que la suma logre un mundo mejor. Lo compartido con esos niños, sus familiares y nuestros alumnos, adolescentes de 2º y 5º año, y toda esta vivencia sólo se puede expresar viviéndolo. Esto es, fue, sólo un momento de vida, de esperanza, pero lo más destacable es la tarea de las voluntarias del Hospital de Niños que todos los días, en sus momentos libres, poniendo su corazón, sin nada a cambio más que lograr mejorar la calidad de vida de esos niños, es sin duda el acto de amor más profundo que podemos imaginar. A ellas, nuestro más sincero agradecimiento por su tarea, por recibirnos, por darnos la oportunidad de un día de amor por y para el otro, y nuestras felicitaciones por tan enorme tarea. Todo suma, la escuela y sus alumnos con su personal, las voluntarias, todo, que sea parte de la suma necesaria para lograr esa calidad social que hoy más que nunca nos hace falta. Gracias voluntarias por tanto amor.

Comunidad de la Escuela Nº 49
"Justo José de Urquiza"


Adiós a nuestros hijos

Las palabras retacean su fuerza al momento de recordar que un año atrás, cinco jóvenes rosarinos rodando su alegría, disfrutando un presente de triunfos personales y profesionales, fueran avasallados por la barbarie de un loco monstruoso, que cercenara de un golpe tanta belleza y perfección. Mas no sería justo dejar de verter nuestro masivo recuerdo a esos hijos queridos, hermanos amados, esposos, padres, profesionales, que transitaran su juventud por el legendario Politécnico compartiendo con nuestros hijos la bella aventura de crecer estudiando. Hernán Ferruchi, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij, Hernán Mendoza, Diego Angelini, por ustedes, por el futuro, por sus propios hijos, les decimos al mundo que repudiamos la violencia en todas sus formas. Y que el ser humano sólo podrá alcanzar en el tiempo un destino de grandeza si es la paz la que está al frente del camino.

Edith Michelotti


Triste debate en Diputados

Con mucha tristeza observé el debate del presupuesto en la Cámara de Diputados, realmente un bochorno. En mis años juveniles me enseñaron que ellos representan a los ciudadanos, y sigo notando que no lo practican, es una eterna puja cual padres divorciados pujan por sus hijos, mientras la patria se cae a pedazos. Unos ajustan lo que el Estado debe garantizar según la Constitución. Salud, educación, trabajo y protección para ancianos y discapacitados, cosa que no fue planteada por el bloque mayoritario. La vereda opuesta reclamando a lo mejor ofuscada, impetuosa y disgustada para la tribuna pero dando quórum, ya sea en la comisión de despacho como en el recinto, y provocando desmanes en el exterior, en lugar de hacer todo lo contrario. Sigo notando que no les interesa tanto a unos como a otros la patria, sino sus ambiciones personales. Es una pena que una maravillosa tierra, como una ciudadanía respetuosa del sistema, se vea mancillada por estos farabutes que se dicen políticos.

Julio Bertorini


Al subsecretario de Diversidad Sexual

Al señor Esteban Paulón. No quiero referirme al formulario que difundieron en una escuela de San Justo, pues tiene algunos conceptos confusos. Pero sí a su reacción desubicada y publicada en los medios el 31 de octubre pasado. La ESI (Educación Sexual Integral) es la ESI, y la ley es la ley. La conciencia es la conciencia y, quienes somos cocreadores de un colegio debemos rendir cuentas a ella. Ninguna ley esta por encima de la conciencia. No me siento dueño de la verdad; por el contrario, si usted cree que puede hacerme cambiar de opinión no hay problema, tal vez lo logre. Dígame dónde y cuándo podemos sentarnos a tomar un café. Prometo escucharlo cordialmente.

Ricardo Gómez Kenny
DNI 6.019.530
rgomezkenny36@yahoo.com.ar


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});