Cartas de lectores

Una oportunidad histórica

Sábado 01 de Septiembre de 2018

A los senadores de la Nación Argentina: ustedes están hoy ante una oportunidad histórica. Son la institución más federal que existe en el país. Representan a todas y cada una de las provincias argentinas. Pero representar una provincia significa representar a su gente, sus expectativas, sus deseos y como mínimo, conocer sus necesidades. Argentina es un país bendecido por la naturaleza, sin guerras, sin conflictos religiosos, pero que hoy está pasando por una crisis económica seria. Aunque suene a patriotismo, déjenme recordarles que muchos argentinos han muerto por su país, desde los héroes que lucharon por la Independencia contra los españoles, pasando por los chicos que, equivocados o no, cayeron contra la dictadura militar, hasta los jóvenes que dejaron su vida en las Malvinas contra los ingleses. Todos ellos murieron luchando por algo superior a su propia existencia, lucharon por nosotros, y estamos en deuda con ellos. Hace unas semanas me sentí reconfortado al ver el debate en el Senado por la despenalización del aborto. No porque estuviera de acuerdo con la votación, sino porque vi que la mayoría de ustedes hizo una defensa seria, profesional y argumentada de cada una de sus posiciones. La esencia de la democracia es eso: discutir, pero entender la posición del otro. Sin embargo, hoy están cometiendo un error muy serio que deben enmendar, en especial la bancada justicialista. Están utilizando la figura de los fueros parlamentarios para proteger a la senadora Cristina de Kirchner, por sobre quien todos los días recae una nueva evidencia de corrupción. Los fueros parlamentarios fueron creados para proteger a los legisladores de arbitrariedades cometidas por los otros poderes durante el ejercicio de su función, no para protegerlos de actos de corrupción cometidos con anterioridad a su mandato. Dentro de muy poco, un juez federal reiterará el pedido de desafuero de la senadora por asociación ilícita, y ustedes tendrán en sus manos la posibilidad de que se haga justicia, o, por el contrario, permitir la impunidad. Los ojos de todos los argentinos de bien están sobre ustedes. Al 30 por ciento de la Argentina pobre, a la clase media que no llega a fin de mes, a los desempleados que buscan trabajo sin encontrarlo, a todos los argentinos que viven tras las rejas de sus casas por temor a ser asaltados. A todos ellos, ustedes tienen que darle una razón para que se levanten cada mañana y sigan luchando. Si siguen protegiendo a los corruptos, ni Dios ni la Patria se los va a demandar. Pero piensen que condenan a sus hijos y a sus nietos a vivir en un país sin Justicia. Ellos, seguramente, no se lo perdonarán jamás.

Victor Trapani

DNI 13.240.474

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario