política

Una lección Realpolitik

Domingo 08 de Agosto de 2021

Cristina Fernández de Kirchner acaba de dar una lección de Realpolitik. Demostró de manera implacable e impiadosa lo que es en esencia la política: lucha descarnada por el poder. En esa lucha cualquier medio es válido para obtener el fin deseado. Agustín Rossi fue seguramente el soldado más fiel que tuvo Cristina cuando estalló la guerra con el campo por la resolución 125. Abrazó con tanto fervor la causa del gobierno nacional que tanto él como su familia fueron víctimas de arteros ataques físicos. Cuando muchos “compañeros” de bancada se borraron, el “Chivo” se mantuvo firme y soportó con estoicismo todos los golpes que le propinó el orden conservador. Sin embargo, Cristina nunca le tuvo demasiada simpatía. Quizás porque en el fondo Rossi era más nestorista que cristinista. En las últimas horas Cristina le demostró lo que siente por él. En una decisión fría y calculada apoyó sin hesitar a los candidatos santafesinos que reconocen el liderazgo de un histórico enemigo del kirchnerismo, el gobernador Omar Perotti. Por miserables cálculos electorales, Cristina tejió una alianza con un dirigente que en 2018 estuvo presente en las frustradas sesiones para habilitar los allanamientos de los domicilios de la vicepresidenta en el marco de la causa de los cuadernos. Evidentemente, Cristina cree que la figura de Perotti no provoca tanto rechazo como la figura de Rossi en los “sectores independientes”. En este momento crucial para el oficialismo, la vicepresidente privilegió el conteo de los porotos “olvidándose” que su flamante “aliado” bendijo en su momento la privatización del Banco de Santa Fe y años más tarde, en pleno macrismo, apoyó el pago a los fondos buitre y la designación de los doctores Rosatti y Rosenkrantz como miembros de la Corte Suprema. Agustín Rossi, quien se equivocó groseramente al tejer una alianza con el senador provincial Armando Traferri, fue uno de los pocos dirigentes que siempre la defendió, aún en los momentos más dramáticos. Cristina le retribuyó su lealtad permitiendo que “Chirolita” lo despida del Ministerio de Defensa por televisión.

Hernán Kruse

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario