Reflexiones

Una historia del gran Andrés Bossio

Jueves 08 de Julio de 2021

El domingo perdimos a un grande del periodismo rosarino, se fue Andrés Bossio y las columnas de este diario tuvieron el orgullo de disfrutarlo. Una parte de la historia merece ser contada, su salida del Decano no fue fácil. Si bien desplegó su oficio en radio y televisión, su amor por la escritura era más fuerte y la rigurosidad por la información un sello de su trabajo. Quizás por eso, este querido vecino del barrio Tablada, sufrió como un golpe el falaz argumento de privilegiar sus simpatías políticas para poder desplazarlo de su amada redacción. La diatriba, esbozada por algunos herederos del trono, no menguaron su esfuerzo por seguir contando la realidad desde el llano. Como también era abogado, sus conocimientos trazaron los Tribunales rosarinos y sus méritos lo posicionaron como relator de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe. Pero Bossio era periodismo puro, sin hipocresías y con muchas pasiones. Un colega generoso que hizo escuela y un militante de las causas justas. Es necesario un reconocimiento para este maestro que nos dejó y también para los compañeros que tuvieron las agallas de contenerlo cuando los vientos soplaban en contra. Bossio enfrentó vendavales e injurias, defendió sus ideas sin esperar recompensas. Pero al final del camino nadie le pudo quitar lo que fue construyendo a lo largo de los años, la coherencia y el prestigio.

Orlando Vignatti

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario