Justicia

Una actividad esencial

Jueves 03 de Junio de 2021

Comenzaba el siglo XXI, y con la complicidad del Estado, los bancos vinieron por tus ahorros de toda la vida; ahí estuvo tu abogado y estuvieron los jueces, y pusieron un freno a los dislates inconstitucionales. Luego, el mismo Estado quiso entrometerse en tus comunicaciones privadas, y vino un abogado de apellido Halabi, que impidió esa intromisión ilegítima a tu más sagrada intimidad. Tal vez estuviste a punto de perder tu casa, y vino un abogado y te salvó, poniendo límite a alguna conducta posiblemente abusiva. Tal vez algún día se llevaron arbitrariamente a tu hijo, y fue tu abogado el que lo devolvió a casa. Cuando estabas ahogado de deudas, sobre todo con el Estado, fue tu abogado el que, recurriendo a la Justicia, te ayudó a salir de ese pantano. Y fueron los abogados los que desde hace siglos han sido los primeros en frenar los abusos de los más poderosos y sobre todo del Estado. Y serán los abogados los que en última instancia irán a tribunales a defender tus derechos más sagrados consagrados en la Constitución nacional y Tratados de Derechos Humanos. Cuando te impidan arbitrariamente que puedas circular, o abrir tu negocio, o ejercer las tareas que dan alimento a tu familia, será un abogado al que deberás recurrir para que haga valer tus derechos. Porque cuando esté en juego tu libertad, tu patrimonio, tu seguridad, intimidad y demás derechos humanos y fundamentales, sólo un abogado estará capacitado y legitimado para defenderte y pelear por tus derechos ante el Poder Judicial. ¿Entendés ahora por qué el Estado no quiere que la actividad de los abogados sea declarada esencial?

Roberto A. Vázquez Ferreyra

Abogado, ex juez de Distrito

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario