Cartas de lectores

Un título injusto

"Los alumnos de las escuelas privadas rinden mejor que los de las públicas". Ante este injusto título en la tapa de este diario del domingo 25 de marzo, no puedo dejar de comentar que el análisis publicado es incompleto, y asegurar que los resultados no dependen del tipo de gestión escolar ya que hay muchos docentes que trabajan en las dos gestiones.

Viernes 06 de Abril de 2018

"Los alumnos de las escuelas privadas rinden mejor que los de las públicas".
Ante este injusto título en la tapa de este diario del domingo 25 de marzo, no puedo dejar de comentar que el análisis publicado es incompleto, y asegurar que los resultados no dependen del tipo de gestión escolar ya que hay muchos docentes que trabajan en las dos gestiones. Para mí es dispar porque a la escuela pública, en general, asisten niños con necesidades básicas no resueltas, las cuales sin duda determinan su atención y posibilidad de poder aprender e inclusive de trasmitir lo aprendido, sin contar con responsabilidades que asumen como cuidado de hermanos menores, sin tener en cuenta que no disponen de los recursos ni los espacios para poder realizar sus tareas y afianzar sus conocimientos en casa. Ni siquiera entender que a veces recorren distancias significativas a pie o en bicicleta con calor, frío o lluvia porque no pueden ir en un trasporte escolar o en el auto familiar. Soy docente de escuela pública con 20 años de antigüedad, he trabajado toda mi carrera en escuelas con niños de condición económica y principalmente afectiva con muchas carencias. La realidad de su entorno familiar los hace crecer de golpe en responsabilidades, esas son algunas variables determinantes que no se han tenido en cuenta en este análisis ya que en la escuela pública asisten niños de distintos sectores socioeconómicos. Sin mencionar patologías transitorias como la falta de una atención odontológica adecuada, patologías por mala alimentación, por falta de higiene por no contar con agua caliente, y algunas más. Como afirman destacados profesionales de la salud, de distintas especialidades, una persona sin las necesidades básicas resueltas no puede pensar ni entender nuevos conocimientos porque su preocupación está en resolver lo que necesita básicamente. Este análisis es muy objetivo y cuantitativo, tendría que no perder de vista que se trata de sujetos que conforman nuestro futuro. También es de público conocimiento que muchas escuelas públicas no cuentan con la infraestructura, los recursos didácticos y tecnológicos que cuentan en la gestión privada. Yo tuve una educación privada y eso me llevó a desarrollar mi profesión en la escuela pública, formando ciudadanos responsables, creativos, sensibles y protagonistas en la sociedad a la que pertenecen, porque entiendo que todos deben tener las mismas posibilidades. Y analizando otro aspecto, siempre me pregunté qué es más importante, ¿educar o representar a un pueblo? No sé qué es educar, entonces propongo que los que representan al pueblo tengan un sueldo como el nuestro, situación que permitiría que no se eternicen en sus cargos, dando lugar a otros, que tengan obligación de asistir, presentar proyectos con estudios de campo sobre la problemática a solucionar. Que los fondos públicos sean destinados en primer término a las necesidades básicas y en segundo término a facilitar la vida de todos, en especial del ciudadano común, que es el que trabaja para sostener la estructura llamada Estado. Estoy convencida de que tenemos un país grande y que juntos podemos hacer un gran país.
Teresita Aradas
DNI 16.604.605

Como siempre, la viveza criolla

Pregunto: ¿es correcto que los ciudadanos de bien que cumplimos con nuestras metas fiscales subsidiemos la vacunación contra la fiebre amarilla a aquellos que dejan dólares en Brasil para ver un partido de fútbol o vacacionar? Si pueden pagar, que la paguen. Siempre la viveza criolla.
Julio Bertorini
DNI 14.143.121


Sobre la universidad pública

La semana pasada se reunió el Consejo Interuniversitario Nacional, donde pusieron en conocimiento que el gobierno nacional había redireccionado más de 3.000 millones de pesos del presupuesto para las universidades y habían decidido frenar las obras de infraestructura. La universidad gratuita, pública y de calidad es una bandera innegociable para los derechos de los argentinos. Sabíamos que la idea de querer poner un cupo de ingreso a las carreras universitarias, cobrarle un arancel a los extranjeros, menospreciar profesiones, no eran ideas aisladas sino parte de un conjunto de medidas que tienen que ver con la quita de derechos con respecto a la educación superior. No podemos permitir bajo ningún punto de vista que conviertan a la universidad en un negocio privado. Mientras se estaba realizando la reunión anual del CIN en la provincia de Jujuy, el gobierno provincial reprimía a estudiantes secundarios. Reprimir es el método que tienen los gobiernos liberales cuando el diálogo mentiroso que proponen se termina. Los estudiantes estaban pidiendo algo elemental: que no le cierren sus escuelas secundarias. Con respecto al programa Progresar, el sistema de meritocracia que se quiere instalar en dicho programa dista de la idea inicial de éste, de base universal, que buscaba que todos tengas las mismas oportunidades. Exigir una calificación determinada para incrementar el monto del plan, cuando el plato de comida no está garantizado en la mesa de los argentinos, tiene que ver más con la meritocracia que con la justicia social.
Lucía Morini


Caos vehicular en el cruce de las rutas 9 y A012

Quiero comentar una situación que se repite año tras año, inexorablemente. En la edición del diario del día jueves 29 de marzo pasado, en la página 18, sección La Región, se alude al operativo de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (Apsv), con motivo del fin de semana largo a raíz de la Semana Santa, la que provoca una afluencia de vehículos en las rutas mucho mayor que en los días normales y evitar posibles accidentes. Hasta aquí todo bien y es saludable la acertada medida. Recuerdo que en la gestión del doctor Bonfatti, siendo gobernador de la provincia, pusieron en funcionamiento, con bombos y platillos, el destacamento de la Apsv en la intersección de la ruta 9 y A-012. En este cruce, al iniciarse la zafra de la soja y maíz, se originan embotellamientos y colas de varias cuadras de largo debido al transporte de los granos por el flujo de camiones que se intensifica. Cuando se corta el tránsito a raíz del movimiento ferroviario que interrumpe el desplazamiento de los vehículos que se dirigen a los puertos, provocan el atascamiento del tránsito, por cierto el vehículo de menor porte lleva la de perder. Con tal motivo me permito sugerirle al responsable del área, señor Fernando Peverengo, que imparta la orden respectiva para que en las horas pico el personal destacado en Roldán ordene la circulación en el cruce antes citado, bandear la ruta 9 se torna dificultoso y peligroso. Deseo agregar que esta situación se repite todos los días del año para esta época.
Roberto Bengoechea
DNI 6.544.439


Si la diputada Cerruti fuera "número 9"

Si la diputada Gabriela Cerruti fuera 9 no habría jugada en donde al ingresar al área no se revolcara de dolor sobreactuando cualquier situación para pedir que le cobren penal. Lo hecho por la diputada en el Congreso ha sido tan patético como lo de Natacha Jaitt en lo de Mirtha Legrand. O peor si se quiere, porque aquella tal vez estaba siguiendo un guión al pie de la letra pero lo de Gabriela fue extemporáneo, fuera de lugar. Igual que los niños maleducados cuando lloran y patalean por "nada", tan solo porque alguno de sus padres se negó a un caprichito. Nadie supo el por qué de su berrinche al recibir el "papelito", cuando lo que correspondía era, como mínimo, levantar la mano, como hacen los que se equivocan, pidiendo perdón por el error cometido cuando intentó involucrar en una denuncia "al aire", sin sustento, a las hijas del ministro Caputo hace algunos días en un programa donde estuvo invitada.
Tomás Trelles


Pensiones por discapacidad

Señora vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, en su última visita a Rosario, el 22 de marzo pasado, anunció una serie de reformas en el procedimiento para otorgar las pensiones por discapacidad. Habiéndola tramitado oportunamente, recibí la liquidación para cobrar, por lo que me presenté a ese efecto en las oficinas de Desarrollo Social el mismo día de su anuncio y me fue denegado el pago. Al respecto, deseo expresar mi disgusto por la injusticia cometida conmigo y seguramente con tantas otras personas en condiciones similares a las mías, ya que se trata de una práctica que contaba con la aprobación requerida. Creo que lo justo es dar curso a lo ya oficialmente aprobado, y si usted considera que los trámites deben ser más rigurosos debe implementarse para el futuro y no para quienes ya hemos superado todas las instancias previas. En mi caso específico, hace alrededor de dos años que mi trámite ingresó, por lo que el Ministerio tuvo suficiente tiempo para su evaluación, al punto que decidió aprobarlo. Este tiempo de espera que se me impuso también significó un período de otras postergaciones derivadas de mi condición de discapacitada sin pensión, pero habiendo logrado la aprobación de la misma, no veo la causa para bloquearla. Si el sistema de evaluación para el otorgamiento de las pensiones por discapacidad no es bueno, revíselo y reformúlelo si lo cree conveniente, pero en adelante y no hacia atrás. Y será justicia.
Vanesa Roxana Juárez

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario