Cartas de lectores

Un nuevo femicidio

Me tiemblan las piernas, no puedo más. "Otra mujer aparece muerta", dice el graph. "Otra víctima más", veo al pasar.

Viernes 18 de Enero de 2019

Me tiemblan las piernas, no puedo más. "Otra mujer aparece muerta", dice el graph. "Otra víctima más", veo al pasar. Diecisiete, treinta y ocho, cincuenta, otra mujer asesinada por un hombre. Nos alentamos, nos abrazamos, no podemos más, nos están matando sin pestañear. Nos cierran los ojos a golpes, lloramos la muerte de desconocidas, nos abrazamos a nuestras amigas. Caemos en la desesperanza, ¿lo que hacemos alcanza? Cae la noche y debemos volver, sólo queremos ser libres ¿por qué no lo ven? La noche es oscura pero más me pesa tu mirada, no es mi pollera, mejor no digas nada. Sigo caminando, pasaron treinta horas, miro mi celular, ¿a cuántas mataron ahora? Se nos caen las fuerzas las juntamos a manotazos nos están matando necesitamos salvarnos. Llega la madrugada y la luz no ayuda, no hay nadie en la calle "mejor, no estoy a oscuras". Pero los cazadores no tienen piedad, no les importa nada, solo matar. De noche, de día, con pollera o tapado nos cierran los ojos a puñetazos. Y nos matan a otra y aun no terminamos un duelo vamos hermanas, saquemos los pañuelos. Que nos griten lo que quieran que nos escupan en la cara, nos mataron a otra mujer no lo entienden, porque no es su hermana. Salimos a la calle, llevamos velas y espadas, nunca más estamos solas, caminamos acompañadas. Llegué amiga, no olvido de decir, tengo suerte, esta noche puedo dormir. Ella no responde, ¿habrá pasado algo?, espero que esté bien, que nadie se la haya llevado. Es un nuevo día, ella aún no aparece, la buscamos a gritos, en campos, en bolsas, con palos. Llega la noche y nos quitan a otra, se cerraron sus ojos, ¿Cuánto debo esperar para la próxima?

Belén Casañas Sbrascini
DNI: 38.133.349
Grupo de feministas "Wiccas"
El Trébol


Fue abandono de persona

¡Necesito alguien me explique por qué al individuo que atropelló a Marianela en calle Sarmiento al 3000 no se le imputa el cargo de "abandono de persona" cuando realmente fue así! ¿Que tiene que ver que haya sido una zona transitada y con movimiento de gente para auxiliarla? El la atropelló y él la abandonó, era su deber asistirla y no dejarla tirada como a un perro. ¿Cómo es la Justicia? ¡Una verdadera injusticia! Profesionales, si tienen verdaderos valores morales no lo apañen. ¡Les puede tocar ser ustedes los protagonistas de semejante crueldad!

DNI: 18.093.960


Salas, la coya millonaria

Por fin un tiro para el lado de la Justicia; la indígena coya y millonaria Milagros Salas tendrá una condena demasiado benévola, hubiera sido ejemplificador, no solo el tiempo de la condena (13 años), sino la recuperación de los bienes sustraídos con las artimañas de una persona ignorante e impune. Merecido castigo por ejercer la violencia, mediante ella someter ajenos y propios de su espacio, criminalizar todo lo que significaba ponerla en evidencia ante el descontrol que ejerció en Jujuy. Espero que no sea domiciliaria y en poco tiempo la encontremos en la calle nuevamente. Lo que está claro que como líder social ha fracasado, no representa a nadie. Sí como jefa de una banda que lideraba con aprietes, palizas y amenazas. Felicito a los jueces que no se dejaron amedrentar. Ahora deberían secuestrar los bienes de su entorno familiar y testaferros.

Roberto Rubén Sánchez
DNI: 8.634.022


Vecinos discriminados

Los vecinos más antiguos del barrio delimitado por Garibaldi, Santiago 4100 y 4200, República Árabe Unida y bulevar Oroño, nos sentimos totalmente discriminados por la Municipalidad y la provincia. Sendos complejos de vivienda del Plan Habitad y obras del Plan Abre les dieron a las calles del barrio, cloacas y pavimento definitivo con cordón cuneta pero nosotros, los vecinos más antiguos, vimos como se enterraban las cloacas y no nos permiten todavía conectarnos, vimos el pavimento definitivo, pero nosotros todavía nos inundamos. Es como que no existimos para las autoridades, eso sí, nos conocen muy bien porque las facturas de TGI y API son entregadas en la puerta sin ninguna equivocación y como somos honestos, por no decir b..., las pagamos. Más de 60 años viviendo aquí, desde que Oroño no era más que una huella de tierra y sentir este desprecio estatal es realmente ofensivo.

Pablo Lapalma


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});