Cartas de lectores

Un malestar que se acrecienta

Miércoles 28 de Febrero de 2018

Los estadios de fútbol suelen reflejar el estado de ánimo de buena parte de la población. Cuando cunde el malestar las hinchadas suelen expresarlo a través de cánticos de grueso calibre dirigidos contra quienes consideran responsables de tal situación. En las últimas semanas en varias canchas hubo recuerdos de la señora madre del presidente de la nación, síntoma elocuente de que la estrella de Mauricio Macri va languideciendo. La primera hinchada que se pronunció en contra del jefe de Estado fue la azulgrana. Luego se repitió la dedicatoria en el estadio de All Boys, en Floresta. El Monumental de Núñez fue escenario de un fuerte malestar expresado por los millonarios durante el partido de River-Godoy Cruz. En las últimas horas la hinchada quemera aprovechó un corte de luz en el Tomás A. Ducó para insultar al presidente. ¿Se pusieron de acuerdo estas hinchadas para arremeter contra Macri? Difícil saberlo. Lo más probable es que se esté produciendo el efecto contagio. Si ello es así no sería extraño que en poco tiempo ese sentimiento anti-Macri se exteriorice en otros estadios, salvo en la Bombonera. Sin embargo, por el momento el primer mandatario, consciente del creciente malestar provocado por su política económica, puede respirar tranquilo. En la vereda de enfrente sólo existen políticamente Hugo Moyano, el dirigente sindical con peor imagen del país, y la ex presidente Cristina Kirchner, quien pese a cosechar una buena cantidad de votos en la provincia de Buenos Aires en las últimas elecciones, cometió el peor de los pecados: perder. Mientras el escenario no se modifique Macri no tendrá de qué preocuparse, por más que lo sigan insultando en los estadios de fútbol.

Hernán Kruse

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario