Cartas de lectores

Un día inolvidable

El martes 17 de septiembre, alumnos, docentes y directivos de nuestra querida Escuela Urquiza N° 49, tuvimos la alegría de poder visitar nuevamente al Hospital de Niños "Víctor J. Vilela" y a sus voluntarias.

Viernes 04 de Octubre de 2019

El martes 17 de septiembre, alumnos, docentes y directivos de nuestra querida Escuela Urquiza N° 49, tuvimos la alegría de poder visitar nuevamente al Hospital de Niños "Víctor J. Vilela" y a sus voluntarias. Esta vez la idea fue propuesta por los mismos alumnos y egresados, atendiendo a la experiencia que tuvieron el año pasado, lo que nos despertó un gran compromiso y satisfacción, no sólo por el hecho de la visita en sí misma, sino también por el voluntarismo incorporado en valores en nuestros alumnos. Llevamos donaciones (libros de cuentos, juguetes, ropa y calzado), elementos que las voluntarias del hospital se encargan todos los días de aportar a esos niños y sus familiares en estado tan crítico. Algo distinto ocurrió esta vez, se apersonó Gisella (voluntaria) con su parlante móvil y todo cambió. Una melodía llena de amor surgió de su voz. Y así las galerías y salas se fueron colmando de cantos, de alegrías, de esperanzas, acompañadas en todo momento por nuestros alumnos y por Cecilia y Norma, haciendo coreografías. Así fueron llenándose las salas de sonrisas, de movimiento, de empatía y de amor, permanentemente junto con las familias presentes. Y entre esas salas estaba ella, diminuta, con su piel tan suave, casi sin estrenar, en su irreversible y profundo sueño, correteando por un lugar que seguramente sólo en fantasías encontrará, entre bosques de pinos azules, tan azules como su nombre, Azul, escuchando una canción que su madre nos pidió y que Gisella con su hermosa melodía le cantó, acompañada por la mirada cargada de emoción de todos nosotros. Y entonces comprendí que allí estaban todos ellos, sí, todos esos niños que guardan en sus libros de la buena memoria estas melodías, la de Gisella, la de nosotros, la de todos y que ese martes ocupó una de sus páginas. Allí están ellos, todos ellos, los niños que escriben en el cielo todos los días "esperanza" para que luego llueva sobre todos nosotros. Porque solo Azul y todos esos niños pueden entender desde el inicio de la vida algo tan profundo como la esperanza que tantos adultos a veces olvidamos. Gracias Gisella, Norma, Cecilia, gracias a mis queridos docentes, mis adorados alumnos. Gracias Azul, por toda tu niñez, por todo tu mensaje y que en tu memoria siga la melodía eternamente.

Adrián Márquez

No cambiarán nunca

Siempre, con estridencia y triunfalistas, arremeten contra el pensamiento distinto y se burlan con desdén de la inteligencia de un pueblo sufrido, de toda condición social, especialmente de los pobres a los cuales dicen cuidar, pero en realidad desean mantenerlos en esa forma de vida para usarlos como votantes. Encabezados por un dirigente mentiroso, que va y viene con sus dichos, con contradicciones permanentes como opinar que todos los procesados/detenidos por corrupción son inocentes hasta que la Justicia lo determine, y decir ahora que nos maneja una banda de ladrones de guante blanco (¿antes del 2015 no pasó nada?). Han resurgido de las tenebrosas sombras de la noche política diversos actores pronunciándose a favor de cambios en la Justicia, en la Constitución, en las relaciones internacionales y otras que atrasarán aún más al país. Son los Fernández, los González, los Caamaño, los Cámpora, los Zaffaroni, los Grabois, los dirigentes sociales, los Kulfas, los Polo Obrero: todos vetustos, anquilosados, con visión setentista y pretenden reescribir una historia para que las futuras generaciones crean en su virtuosismo y no sepan de los crímenes de los Montoneros, de las violaciones a los derechos humanos, de los Milani, de los default y de muchos etcétera más de 70 años de peronismo. El 27 de octubre debemos entrar al cuarto oscuro y votar con la convicción total de no volver al pasado ominoso que vivimos hasta 2015. Charles Bukowski (EEUU) dijo: "La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes".

Jorge Rubnicius

DNI 4.392.258

Hermoso Día de la Primavera

El viernes 27 de septiembre pasado se festejó en el Hospital Geriátrico Provincial de Rosario el Día de la Primavera. Como integrantes de la Comisión Directiva de la Sociedad de beneficencia de Rosario fuimos invitadas a tan cálido festejo. Fui muy feliz viendo esa cantidad de ancianos, aunque cada uno con su problema, disfrutando de tan emocionante evento donde fueron atendidos con esmero y cariño. Por eso decidí escribir estas líneas, dedicadas a todas las personas que se ocuparon de organizar tan grato mediodía, y felicitarlos por haber intervenido directamente en él. Estos hechos nos compensan de todas nuestras tareas a favor de los adultos mayores.

Isolda Möller de Baraldi

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario