Cartas de lectores

Un aniversario olvidado

El 6 de noviembre de 1903 el perito Francisco Pascasio Moreno donó al Estado argentino, tres leguas cuadradas (7.500 hectáreas) en la zona del lago Nahuel Huapi destinadas a ser preservadas en su estado natural, dando origen (en 1922) a la creación del primer Parque Nacional, denominado precisamente: Nahuel Huapi, que en idioma mapuche quiere decir "isla del tigre".

Lunes 04 de Noviembre de 2019

El 6 de noviembre de 1903 el perito Francisco Pascasio Moreno donó al Estado argentino, tres leguas cuadradas (7.500 hectáreas) en la zona del lago Nahuel Huapi destinadas a ser preservadas en su estado natural, dando origen (en 1922) a la creación del primer Parque Nacional, denominado precisamente: Nahuel Huapi, que en idioma mapuche quiere decir "isla del tigre". Por eso, cada 6 de noviembre se conmemora el Día de los Parques Nacionales; que trae a la evocación zonas argentinas donde se preserva la riqueza que contiene el paisaje, que en algunas regiones exhibe majestuosa belleza y sugerente romanticismo. Pero la cuestión no debe agotarse en la conmemoración de una fecha histórica; en visitar y admirar el encanto de nuestros parques, sino que hay que propiciar la preservación de nuestras riquezas naturales aunque no se hallen en áreas específicamente protegidas; sitios de ensueño donde en cataratas, palmares, quebradas, cordillera, ríos, lagos, y glaciares, su majestad, la naturaleza, ha dejado el invalorable obsequio de su mágico pincel. El presente político y económico que estamos viviendo no es el más propicio para celebrar aniversarios que por otra parte olvidamos frecuentemente. Sin embargo, creo que no cuesta tanto realizar una merecida recordación; pero además, el mejor homenaje que puede recibir la memoria del perito Moreno es la preservación del Parque Nacional Nahuel Huapi, cuyo emblemático lago suele sufrir los embates de la contaminación por el derrame de efluentes. En 1903, tal vez don Francisco Moreno no imaginó el desbalance ambiental que 116 años después estaría instalado en el planeta, ni el maltrato sufrido por su querido lago Nahuel Huapi.

Edgardo Urraco

Pesadilla y agradecimiento

Queremos agradecer al director Osvaldo Benítez y a Patricia Maldonado de la Oficina de Defensa al Consumidor de Rosario, ubicado en calle Mitre 930, Piso 3, y también a Adriana Julia, de la Dirección General de Comercio Interior y Servicios, por su impecable trabajo, dedicación, atención y calidad humana que propició la resolución de nuestro expediente Nº 9661-P-2016 iniciado el 21/07/2016, en el que denunciamos a la Cooperativa de Vivienda Rosario por publicidad engañosa. Dicha cooperativa publicó durante años en sus revistas una imagen del departamento que adjudicamos con dos baños y amplio living comedor, siendo que en la realidad el mismo cuenta con un solo baño y ningún espacio de living. Este es el primero de los muchos otros problemas que presenta el departamento relacionados a vicios constructivos. La honradez, honestidad y esmero de estas personas hacen que hoy contemos con una resolución favorable que nos sirve de apoyo y aliento en el juicio principal que llevaremos adelante en busca de justicia. El país necesita más gente como Osvaldo, Patricia y Adriana, que hacen su trabajo con entereza y convicción, buscando la verdad y la justicia, y no se dejan amedrentar ni comprar por nadie. Infinitamente agradecidos.

Lorena Porcellato, DNI 30.686.011

Sergio Guzzi, DNI 32.295.204

Un 30 de octubre de 1983

Hace 36 años una sociedad, sin fisuras festejó el final de una dictadura sangrienta: era el triunfo de un líder valiente y lúcido que asumió un compromiso y lo cumplió. Hoy la mirada de estos 36 años, únicos en nuestra historia, sin golpes de Estado, nos ilumina con las enseñanzas dejadas por Raúl Alfonsín. Llevó adelante el juicio a las Juntas Militares, que juzgaron, sentenciaron y fueron encarcelados; la creación de la Conadep, que votamos en soledad los diputados radicales y designamos los únicos tres miembros que nos representarán. Un dato muy olvidado fue el gran gesto de Alfonsín de ofrecerle al derrotado candidato, Italo Luder, la presidencia de la Corte Suprema, que no aceptó. El perdedor para que comandara el control del Poder Ejecutivo. Este día, de recuperación debe ser recordado y olvidar la triste jornada del 24 de marzo. ¡Viva la patria!

José Bielicki

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario