política

Un amoral en la Casa Rosada

Sábado 21 de Agosto de 2021

Pensar que a lo largo de nuestra dramática historia tuvimos presidentes de la talla de Sarmiento, Avellaneda, Yrigoyen, Frondizi, Illia, Alfonsín y Néstor Kirchner. A partir del 10 de diciembre de 2015 el Sillón de Rivadavia comenzó a ser ocupado por emblemas de la corrupción, el cinismo, el amoralismo, la kakistocracia. Mauricio Macri, cuyos fanáticos hoy lo proclaman como el mejor presidente de todos los tiempos, figuró en los Panamá Papers, prueba irrefutable de su vocación por el robo institucional. Su Presidencia fue tan lamentable, tan nefasta, tan corrosiva, que costaba imaginar un nuevo presidente que fuera peor. Pues bien, siempre se puede estar peor. “Chirolita” lo está poniendo en evidencia. Carente de principios éticos, de escrúpulos, acaba de protagonizar un escándalo que avergüenza al pueblo. Una foto que seguramente quedará registrada en los futuros libros de historia demuestra que mientras los argentinos estábamos encerrados y angustiados por el coronavirus, la señora Fabiola Yáñez, pareja depresidente, celebraba su trigésimo noveno aniversario en la Residencia Presidencial de Olivos. El evento tuvo lugar la noche del 14 de julio de 2020. Como bien señalan los expertos, “Chirolita” violó el artículo 205 del Código Penal que estipula que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. Mientras miles de familias no podían despedir a sus seres queridos Alberto se divertía en Olivos con su pareja y amigos. Pero la peor cara de “Chirolita” quedó expuesta cuando en un acto de campaña culpó a Fabiola Yáñez por lo sucedido. Además de ser un amoral, demostró ser poco hombre, una persona repulsiva. Si le quedara algo de dignidad debería renunciar a un cargo que le queda demasiado grande. Pero pedirle al presidente un gesto de esa magnitud es como pedirle peras al olmo.

Hernán Kruse

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario