Cartas de lectores

Treinta años de internet

Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible, pero también tiene sus riesgos.

Sábado 23 de Marzo de 2019

Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible, pero también tiene sus riesgos. La gente, al masificar y diseminar sin discriminar muchas veces su uso, ha terminado aceptando un comportamiento que antes ejercían sólo los criminales. Quienes mediante sus actos demostraban psicológicamente la desnudez de sus vidas a todos con el fin de sentirse importantes y populares. La historia policial de antaño demostraba que un psicópata daba pistas de sus actos, porque en su enfermiza inconsciencia lo que buscaba era notoriedad. Hoy, del mismo inconsciente modo, cualquiera expone su vida y la de sus familias en Facebook, creando comportamientos ridículos que nunca antes en la historia habían sido deseables. Vivimos una época donde sabemos hacer sólo una cosa y nada más, donde pecamos de exceso de prisa y sobreexposición. Todo debe ser inmediato y al día, además de impensado. Lo que reduce la veracidad y la seriedad de lo publicado. La libertad que supone dicho medio, exento de ciertos filtros necesarios, permite que cualquiera pueda considerarse un informador, un crítico, un anónimo denunciante, un vulgar difamador o un temerario expositor de su propia vida. Un lugar donde ocasionalmente se esconden diversidad de personalidades dando como resultado que el número de mentiras, tonterías y exabruptos a disposición del mundo sea mayor de lo que sería conveniente. A veces la modernidad también trae sus problemas, porque en ausencia del necesario equilibrio emocional permite que cualquiera informe o publique.

Picadas en la avenida Colombres

Soy vecino de la zona norte de Rosario. En los últimos meses se han incrementado las picadas de autos y motos en la avenida Colombres, al sur de la intersección con Puccio. Los ruidos que generan son muy molestos por tratarse de horas cercanas a medianoche. Pero más importante aún es el tema de la seguridad: hace cerca de dos años murió un joven atropellado por una moto que hacía Willy en Colombres al 1600. Llama la atención que la policía no actúe, ya que sería fácil impedirlos con alguna detención o secuestro de vehículos. Y está probado que el delito impune alimenta delitos mayores. Por ello, la política de tolerancia cero fue exitosa en otras ciudades, incluso más complejas que Rosario. El gobierno de la ciudad y la provincia parecen no compartir ese concepto ni detectar nuestro cansancio. ¿Podremos derrotar al narcotráfico con la política actual? ¡Gracias!

La filantropía de la Anses

La Anses ha dispuesto nuevamente de los recursos financieros propios para facilitarle 5.000 millones al Banco Nación con problemas de Caja. El excedente lo vuelca en préstamos a la clase pasiva, en buen romance brinda la posibilidad de acceder al suicidio colectivo con un plan incluso de refinanciamiento para extender la agonía, eso se llama Sadismo. Saben que la franja etaria a quienes van dirigidas no podrán afrontar la descomunal presión tarifaria y los gastos "superfluos" como los remedios, alimentos y otros. Ya se expresó Christine Lagarde, sobran pasivos; no sería raro que la letra chica del convenio considere una posibilidad de exterminio masivo. La alegría de un préstamo dura unos minutos, cuando se retira el dinero para regularizar las deudas; y la tristeza dura cinco años de descuentos que sumados a los financiamientos de las tarifas (gracias, compañías de servicios) le quedará para comprar solamente una bolsita de girasol por semana. Señor Emilio Basavilbaso (42) considere la posibilidad de que usted también envejecerá y es posible que tenga que vivir lo mismo, con una tasa CFT del 55 por ciento anual sin posibilidades de generar mayores ganancias es una expoliación a un mercado cautivo que se han convertido los sufrientes jubilados.

Debates televisivos (II)

En respuesta a la carta publicada el jueves 21, titulada "Debates televisivos" en la que el autor exige la obligatoriedad de los debates previos a campañas electorales con el propósito de conocer los programas de gobierno y sus proyectos, le recuerdo que el actual presidente se prestó al mismo pero mintió en el 90 por ciento de lo prometido, defraudando a su electorado que inocentemente confió en sus dichos. Más importante sería la vigencia de una ley que permita el juicio político a todo aquel funcionario que no cumpla con sus promesas. Hoy, sin duda, nuestro presidente sería otro que represente más y mejor a los ciudadanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});