Jardines de infantes

¡Todo nos cuesta!

Viernes 12 de Marzo de 2021

Todo nos cuesta, todo es difícil para los “docentes de segunda”. Como si el título otorgado en los mismos profesorados que el resto estuviera manchado ¿Y por qué estaría manchado? Estudiamos las mismas materias, con el mismo sacrificio, con la misma vocación. Parece que el Estado tiene tapados los ojos, y no le conviene “mirar más allá”. Claro, si miraran, quizás se encontrarían una realidad con la que no saben qué hacer. Desde el 1º de diciembre los jardines particulares de Rosario y de Santa fe abrieron sus puertas. Después de meses de vestirse de negro, pidiendo una ayuda para seguir subsistiendo. Desde hace más de tres meses, sus docentes son utilizados como “conejillos de indias” para saber cómo funcionan los protocolos en el sistema educativo ¡Para eso sí! Ahí fuimos detenidamente observados y estudiados. Mientras los otros docentes pasaban sus vacaciones o hacían trabajos virtuales desde sus casas, los docentes de estos jardines poníamos el cuerpo al virus, para ver qué pasaba. Ahora llega el momento en que el Estado se pone a pensar, la necesidad de las vacunas para estos grupos y ¡qué casualidad!, volvimos a desaparecer. Entonces están primeros en la fila los “docentes de primera”, los cuales muchos de ellos aún no pisaron el suelo de la escuela. Y nosotras otra vez tenemos que volver al ruedo. Buscar medios de comunicación que se solidaricen, suplicar ante los organismos estatales, enviar notas que ni siquiera son respondidas ¿Será que habrá que vestirse de negro nuevamente y plantarse en la plaza San Martín con una carpa, para que los funcionarios se den cuenta que existimos? Cumplimos desde diciembre los protocolos, hacemos malabares para sobrevivir con la mitad de la matrícula, nos exponemos al virus para que los funcionarios de Salud “sepan qué pasa” y ahora, últimas en la fila, al arbitrio solamente de la edad o las condiciones de riesgo que tenemos. ¿Nuestros alumnos y alumnas, también serán de segunda? ¿O serán inmunes al virus al igual que sus familias? Que alguien explique los criterios discriminatorios que hacen que los docentes de jardines particulares no seamos contemplados en el calendario de vacunación. Quedamos a la espera.

Viviana Burelli

DNI 18.503.038

Directora de un

jardín particular de Rosario

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS