Cartas de lectores

Tiempos de rara felicidad

Jueves 15 de Noviembre de 2018

Cuando aquel 7 de junio de 1810 se imprimió el primer número del segundo medio gráfico de Buenos Aires (La Gazeta de Buenos Aires, fundada el 2 de abril de 1810 con el objeto de dar difusión a las actividades de la Primera Junta) llevaba acuñado como lema esa frase de: "Tiempos de rara felicidad son aquellos en los cuales se puede sentir lo que se desea y es lícito decirlo". Mariano Moreno, su redactor oficial, selló con estas palabras su deseo hecho periódico semanal: "El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con quien miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir sus delitos. El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Para logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal con el título de Gazeta de Buenos Aires". Moreno defendió la libertad de pensamiento y el derecho de los ciudadanos a conocer la verdad de los hechos; pero esa "rara felicidad" duró sólo seis meses para su redactor (depuesto del cargo en diciembre de 1810) y quien hallara su muerte un 4 de marzo de 1811 en altamar. Ojalá los argentinos podamos dejar de circular en la calesita de lo ya vivido y nos animemos a transitar rectas; caminos en donde la libertad de expresión sea deseada y garantizada, y en donde los medios de información, esos colosos constructores de opinión pública, abracen la verdad lejos de conveniencias o simpatías. Tal vez entonces ya no sean tan raros los tiempos felices para todos.

Karina Zerillo Cazzaro

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});