Cartas de lectores

¿Solidaridad con un dictador?

Sábado 16 de Marzo de 2019

En los últimos días se han realizado dos actividades del kirchnerismo: una el congreso del justicialismo, y la otra (con recursos públicos de todos nosotros) la inauguración en Sarandí de la Plaza República Bolivariana de Venezuela, en apoyo del dictador Nicolás Maduro, que se sostiene en el poder desconociendo lo resuelto por la Asamblea Nacional y contrariando el consenso internacional para que se vaya. En el primero, hecho en el estadio de Ferro, se observan las presencias de algunos gobernadores insultados, intendentes alcahuetes, ex funcionarios que tratan de volver, sindicalistas de dudosa integridad y fanáticos en general. Esta horda de personas impresentables tratando de reunirse para volver al poder con ánimo de venganza, llevando al frente a CFK, me hicieron revivir los documentales de los actos (también en estadios) que convocaba el partido nacional socialista en la Alemania de los años 30, alentando al futuro Führer. El segundo acto conducido por el intendente ultra K, Ferrarini, contó con la presencia de actores y algunos representantes de la cultura como Onetto, Cortese, Palomino, Romano (imitó a Perón), Horacio González de "Carta Abierta", entre otros. Un acto de solidaridad con una dictadura cruel, perversa y asesina como la de Venezuela no merece más que el repudio de la gente y el tenerlo presente en la memoria en el momento de votar en las próximas elecciones. Winston Churchill dijo: "Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema".

Jorge Rubinicius

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario