Cartas de lectores

Solidaridad con escuelas isleñas

La recurrente imagen de los ríos crecidos, llevando numerosos islotes de camalotes con indeseables pasajeros como las peligrosas yararás, despiertan cíclicamente la preocupación de las autoridades, de la gente en general y muy especialmente la de los sufridos pobladores ribereños que sufren el flagelo de una inundación.

Martes 15 de Mayo de 2018

La recurrente imagen de los ríos crecidos, llevando numerosos islotes de camalotes con indeseables pasajeros como las peligrosas yararás, despiertan cíclicamente la preocupación de las autoridades, de la gente en general y muy especialmente la de los sufridos pobladores ribereños que sufren el flagelo de una inundación. Los pobladores isleños del litoral y los habitantes de la costa viven cada tanto situaciones complicadas. Pero el agua se va, y pescadores, nutrieros, junqueros y carpincheros, vuelven nuevamente a buscar el caudal manso y arrepentido. Regresan siempre porque el río les llena el alma con un poderoso influjo; porque un destino los ata a los palenques ondulantes, al susurro eterno, a la pesca que les regala; y siguen fieles al antiguo cauce. En ese paisaje singular de agua y follaje, de correntada, juncos, canoas, lanchas y barcos, aparecen algunas escuelas cuyo signo distintivo es la precariedad, sostenidas gracias a la profunda vocación de maestras y maestros que lejos de los edificios educativos de la ciudad dan lo mejor de sí para ilustrar a los alumnos provenientes de humildes hogares isleños. Aunque no esté presente el flagelo de la inundación, el invierno hace sentir su impiedad en ese hábitat olvidado. Olvidado por muchos pero no por los integrantes de la organización no gubernamental Amigos del Río (www.amigosdelrio.org) cuyo lema es: "Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos".Este grupo amante del río y las islas está impulsando una campaña para recolectar frazadas y ropa de abrigo para los chicos de las siguientes escuelas: Nº 1139 Marcos Sastre; escuela flotante Nº 61 Francisco Ramírez; Nº 45 Martín J. Thompson; Nº 3 general Manuel N. Savio; Nº 26 Leandro N. Alem y Copa de Leche Sol. Quienes puedan colaborar pueden llevar los elementos solicitados a estos lugares: Jardín Palabracadabra en calle 3 de Febrero 4020 de lunes a viernes de 8 a 17 horas; Balneario La Florida en avenida Costanera y Escauriza todos los días de 10 a 16 horas y sede Grupo Scout San Patricio de Mendoza 1381, los sábados de 15.30 a 18.30 horas. Para más información escribir a: info@amigosdelrio.org; o comunicarse a los teléfonos 3413882066 y 3415972124. Cuando nos acerquemos a la orilla de nuestro Paraná, el milenario "pariente del mar", pensemos que perdidas entre los riachos, hay escuelitas cuyos chicos, con el producto de una generosa donación, podrán afrontar mejor el gélido clima que se avecina.

Edgardo Urraco


La existencia de otros lenguajes

Hay un lenguaje que no miente. Que no exagera ni minimiza. Tampoco es interesado ni especula. Es el lenguaje del alma. Basado en hechos y actitudes que no buscan reconocimiento, ni hacer ruido para que los demás vean. Según expertos, el lenguaje de los gestos es ese que no nos engaña, ni tiene forma de hacerlo. Pero como no soy especialista, apunto a ese lenguaje que nace del corazón, que entiende de solidaridad, de afectos, de necesidades, de presencias. Que aflora sin que lo pidamos, y es un bálsamo en el momento justo. Son los que nos permiten seguir, animarnos o avanzar, aún con piedras o tempestades. Son esas brisas que nos acarician y renuevan la esperanza. Nos muestran que aquel "no está todo perdido" que escuchamos o leemos, es una realidad que debemos permitirnos saborear. Es un lenguaje maravilloso que cuando lo damos o recibimos, nos atraviesa, e invade. Nos genera emoción, y nos impide sentirnos un número como a veces creemos serlo en casos concretos o circunstancias puntuales, de igual manera para nuestro semejante. El lenguaje del corazón, pone matices de salud y de color, arrimándonos confianza como alentándonos también. Vale dejarlo surgir con mayor frecuencia. Favorece la convivencia general, y es maravilloso por donde lo miremos. Pone el grano de arena y nos permite valorar la mano que se extiende para alivianar, descomprimir y aportar, con el desinterés a la vista. Digno de valoración y sincero aprecio, en una sociedad que pide protagonismo y acción frente a lo que agobia, donde las predisposiciones que nacen de quienes circunstancialmente o no se hacen visibles, son acertadas y bienvenidas siempre. Ayuda a poder asomarnos a un terreno más fértil y fructífero, con recursos que no se esfumaron como a veces creemos.
Nora E Cardarelli
DNI: 14.510.012.


El legado de nuestro Himno Nacional

¡OH juremos con gloria morir.! ¿Cuánta gente repitió con su labios esta expresión. Sin embargo siempre estuvo mezquino a la hora de brindar su corazón. Pero no se muere con gloria si no se vive con gloria. Vivir con gloria puede significar que a lo largo de nuestra existencia fuimos personas integras, sinceras, verdaderas. Para ser un buen argentino a veces no es necesario alistarse camuflado para concurrir a la guerra. Es necesario trabajar por la paz, ayudando para que otros hermanos construyan libremente su destino. ¡Oh juremos con gloria morir! quiere decir morir cada día siendo generosos, valientes, comprometidos para que el agua de manantial de la patria fluya como vertiente. Murieron granaderos, soldados contemporáneos apoyados sobre el arma fría. Dios quiera que pronto sean millones los que sean capaces de entregar lo mejor de si, para reconstruir nuestra querida Argentina. No digas "Oh juremos con gloria morir" si no estas dispuesto a dejar una linda Patria, para homenajear a los padres de la Nación y sobre todo para las futuras generaciones por venir.
Miguel Faes
DNI: 20.052.796


Las desviaciones del gradualismo

Acostumbrados a palabras difíciles, para informarnos o desinformarnos: "Gradualismo". Según la Real Academia, gradualismo es la creencia según la cual un cambio ocurre, o debe ocurrir lentamente, en forma de pasos programados y graduales. Estados y sucesos del gradualismo opuestos diametralmente al catastrofismo y el saltacionismo, o en casos a la revolución como hecho determinante. El catastrofismo es una hipótesis la cual supone que los hechos se forman y desarrollan súbitamente y de forma catastrófica. El saltacionismo, por su parte, resulta ser una saltación a un cambio repentino y de gran magnitud producido entre una generación y la siguiente, o entre un programa planteado y su violenta contraposición. Ambos, según se transmitan o ejecuten, pueden ser entendidos como una ideología que explota el miedo de las personas. En nuestro país y luego de este juego de palabras, hemos dado por tierra con la Real Academia, ya que aquí, analizando semánticamente el contenido de ambas creencias, el promocionado gradualismo no se opone, sino que ha sido derrotado y va de la mano en acompasado seguimiento, del catastrofismo y del saltacionismo. Dejando en claro que, más allá de su uso literario, tanto la saltación como el catastrofismo, no deben admitirse como métodos confiables mediante los cuales se suceda una correcta y deseada evolución, que normalmente debería asociarse al equilibrio deseado. Sin embargo, el recurso de las imágenes desoladoras que nos proporcionan los medios, y la retórica que colabora con la vía de escape hacia la paradoja del miedo, resultan ser en última instancia y en el afán de no dramatizar, tranquilizadoras. "Por lo menos sabemos hacia dónde nos encaminamos...hacia lo peor".
Norberto Ivaldi


Prioridad a empleados de comercio

Formar parte del Sindicato de Empleados de Comercio siempre fue un privilegio. La comisión directiva anterior finalizó su gestión de manera vergonzosa; no obstante, siempre seguimos apostando al gremio. Parecíamos haber acertado con la nueva elección. ¿No encontraron una mejor opción las nuevas autoridades del sindicato más sólido y solvente del país, que la de beneficiar a los sectores que perciben sueldos ostentosos, en perjuicio de los que sostenemos este imperio, convirtiéndonos a los afiliados en sponsores involuntarios? El sindicato pertenece a los empleados de comercio. Por lo tanto los servicios que éste ofrece deben ser solo para nosotros, los afiliados, quienes aportamos con mucho sacrificio. En virtud de que sigamos siendo los que pertenecemos al convenio mercantil los principales beneficiados con los servicios del sindicato como debe ser, sería prudente y justo que los fines de semana el uso del comedor del predio de Ricardo Nuñez sea de nuestra exclusividad. El hecho de asistir al restaurant del club dejó de ser un momento de disfrute para convertirse en horas de espera para cenar, ya que bancarios, judiciales, miembros del colegio de abogados, de arquitectos y otros, cuyos salarios triplican y/o cuatriplican los de nuestra escala salarial, están amortizando la cuota mensual de 90 pesos. Del mismo modo, que las compras en la proveeduría estén restringidas para los ajenos al sindicato a dos días por semana como máximo, permitiendo así que los mercantiles tengamos prioridad y exclusividad los días restantes. El hecho de que hayan sido elegidos para que nos representen, no los habilita a tomar decisiones arbitrarias, que parecen beneficiarlos solo a ustedes.
Luciana Belén López
DNI: 24.980.303

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario