Cartas de lectores

¿Siempre lo mismo?

Y otra vez elecciones, que de por sí son demasiado seguidas y por ende sólo reportan enormes gastos que dañan al pueblo.

Martes 12 de Febrero de 2019

Y otra vez elecciones, que de por sí son demasiado seguidas y por ende sólo reportan enormes gastos que dañan al pueblo. Y por supuesto, empezaron a reunirse los A, con los B, con los C, con los D, por allí con un E y con algún o algunos otros, por las dudas. Pero la cosa no queda ahí, porque se forman variaciones, combinaciones, permutaciones de las más variadas e insólitas, y a su vez con los resultados obtenidos se constituyen nuevas variaciones, combinaciones, permutaciones, y así sucesivamente. Tantas, que de pretender representarlas en un diagrama de Venn (gráfico de un conjunto), no alcanzaría ni un afiche de los más grandes de los usados en las calles. En el mientras tanto, los que se dicen aptos e idóneos para ocupar ya sea, el máximo cargo, o algún carguito que les asegure (a ellos) bienestar, comodidad, buena vida, empezaron a hablar, prometiendo el oro y al moro, criticando a todos: al que se fue, al que está, al que no fue y en algunos casos, en el fragor de la dialéctica, sin darse cuenta, se critican hasta a ellos mismos. Total, todos los discursos son semejantes, siempre los mismos desde hace años. ¿Será posible que se repita siempre lo mismo? ¿Que no aprendieron nada? Porque de creativos, poco y nada tienen; se limitan a intercambiar párrafos y los más arriesgados a emplear sinónimos. Y si llegan a ocupar algún cargo, cometen los errores que tan enfática y acaloradamente criticaron durante las campañas. Pregunto: ¿en alguna universidad argentina no habrá un profesor de economía y finanzas de muy bajo perfil perseguido por el nazismo y por el comunismo como Ludwig Erhard para que sea ministro de Economía? ¿En algún monasterio benedictino no estará escondido un tal Konrad Adenauer?

Helga Ehret


Discriminación municipal

Cómo vecino de la calle Santiago al 4200 (o pasaje Barone) manifiesto mi impotencia por la aberrante discriminación que sufrimos los vecinos de esta cuadra por parte de la Municipalidad de Rosario. En todas las calles lindantes se ha hecho pavimento definitivo y conexión cloacal: Garibaldi, desde Aldana a Ovidio Lagos, y todas las calles que la cruzan. La misma Santiago hasta el 4000, pero de ahí hasta que se corta, nada. Garibaldi, de Aldana a Oroño, también. Llueven dos gotas de más y nos inundados, los pozos negros se desmoronan y no nos permiten conectarnos a las cloacas. Eso sí, la Municipalidad y Aguas Santafesinas conocen bien la zona porque las facturas de TGI y Aguas llegan puntuales.

Pablo Lapalma


Basta de calles anegadas

El 9 de febrero llovió con fuerza en la ciudad de Rosario. Apenas bastaron unos minutos para que bulevar Oroño, al menos el tramo comprendido entre las calles Mendoza y Salta, se anegara, inundándose las veredas, especialmente del lado de los inmuebles con numeración impar. Esto dificultó enormemente el paso de los transeúntes que quedaron varados bajo la lluvia, guareciéndose donde podían. Una ciudad sustentable no se inunda cuando apenas llueve, o no se caracteriza por la enorme cantidad de baldosas rotas, pozos o baches en todas las cuadras y esquinas. Una ciudad sustentable debe caracterizarse por la limpieza, no por tener todas las bocacalles tapadas. ¿Qué solución piensa darle a este problema la Intendencia? ¿Qué se hace con las personas con dificultades motrices que se ven atrapadas en medio de lluvias fuertes o que deben caminar sobre un asfalto en pésimo estado?

DNI 25.453.719


Espejo retrovisor para peatones

Se me ocurrió que no nos vendría nada mal que alguien fabricara este tipo de espejos para mayor seguridad de los peatones que nos desplazamos por las veredas, dado que algunos inadaptados que usan bicicletas y motos circulan por las veredas como si tuvieran derecho, y no sabemos si vienen por la derecha o por la izquierda. Además de no anunciarse de ninguna manera, si te corrés un poco de la dirección que llevás te pueden pasar por encima. Hasta he visto ciclistas con la bicicleta de la Municipalidad en el cantero central de bulevar Oroño y veredas de Pellegrini. Al margen de despreciar a esta clase de gente, pido que recapaciten, si les da el cerebro, sobre el tremendo daño que pueden causar.

DNI 5.784.998


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});