Carta de lectores

Rosario hermosa e hiriente

Martes 20 de Octubre de 2020

Rosario hermosa e hiriente

Con el título “Rosario hermosa e hiriente”, el periodista Lucas Vitantonio, publicó el 8 de octubre pasado una nota en este diario, donde trazó un panorama descarnado y preciso de la idiosincrasia de nuestra ciudad más allá de las virtudes y defectos, que son muchas de ambas partes. Quizás a este excelente trabajo le faltó incursionar en el porqué de tal herencia. Con el respeto que me merece, trataré de señalar posibles causas. Entre los años 1905 a 1915 ingresaron al país 7 millones 500 mil inmigrantes italianos y españoles, hoy con 45 millones de habitantes hay 30 millones de descendientes de aquellos esforzados viajeros. Lo positivo fue el esfuerzo de superación y trabajo desplegados por los mismos, pero también practicaron el individualismo y fueron lentos para integrarse socialmente a causas colectivas. El nativo veía con asombro como los recién llegados sacrificaban los gastos en alimentos para ahorrar y tener el techo propio, el criollo lo contrario, como resultado uno con su propia casa y el otro alquilando. Para no extenderme y ser mal interpretado, es sólo tratar de entender la parte negativa de lo expuesto por el periodista Vitantonio. La falta de apego a la ley derivada de un Estado ausente en todos los tiempos permitió que tanto nativos como los recién llegados se formarán en la indisciplina y la voluntad personal de corregirse este negativo y ancestral defecto.

Hugo Enrique Müller

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS