Cartas de lectores

Roma recibe a 300 jóvenes paraoír su opinión antes de un sínodo

Trescientos jóvenes de todo el mundo acudirán a partir de hoy a Roma para expresar y sintetizar sus preocupaciones antes de un sínodo, una asamblea de obispos, dedicado a su causa en octubre.

Lunes 19 de Marzo de 2018

Trescientos jóvenes de todo el mundo acudirán a partir de hoy a Roma para expresar y sintetizar sus preocupaciones antes de un sínodo, una asamblea de obispos, dedicado a su causa en octubre.

El Papa Francisco, quien convocó un encuentro abierto entre jóvenes cristianos, no cristianos y no creyentes, dará inicio esta mañana a este "presínodo" en el que se elaborará una contribución escrita que se entregará al pontífice el domingo 25 de marzo.

En el encuentro participarán jóvenes que pasaron por prisión o que fueron víctimas de trata de personas, así como seminaristas, los hombres y mujeres que se preparan para la vida consagrada, acompañados de padres, educadores y de curas.

En la elección de los participantes intervinieron sobre todo las conferencias episcopales y los movimientos católicos de juventud.

Según el cardenal Lorenzo Baldisseri, que será secretario del sínodo de obispos previsto en octubre, la idea es "escuchar a los jóvenes en directo" y tener un intercambio "intergeneracional".

Los jóvenes que no estén presentes en Roma también están llamados desde hace meses a expresar su opinión a través de redes sociales específicas o a responder a un cuestionario de la Iglesia.

Para Stella Marillene Nishimwe, una burundesa de 23 años que participará en el encuentro, las redes sociales son fundamentales para los jóvenes del continente africano.Durante su asamblea de octubre, los obispos debatirán de forma oficial sobre "los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional", y reflexionarán sobre los medios que tiene la Iglesia "para acompañar a los jóvenes en su camino existencial hacia la madurez".

También abordarán la crisis de vocaciones, en un momento en que cada vez menos jóvenes se muestran interesados por el sacerdocio o la vida religiosa.

Los dos sínodos anteriores, en 2014 y 2015 y dedicados a la familia, ilustraron las profundas divisiones en el seno de la Iglesia frente a las evoluciones de la sociedad.

Las agitadas deliberaciones a puerta cerrada desembocaron en unas directivas del Papa Francisco sobre la familia y el matrimonio en una "exhortación apostólica" titulada "Amoris Laetitia" (la alegría del amor).

En ella, el Papa Francisco tiende la mano a los divorciados que se volvieron a casar y a los que viven "en situación irregular", al dejar de excluir el acceso a la comunión. No obstante, no se ponía en cuestión el dogma del matrimonio católico indisoluble. Esta posición, inscrita en una nota a pie de página, generó una feroz oposición de los prelados más conservadores.

El Papa, quien parece apreciar los encuentros con los jóvenes en las universidades de Roma o en sus viajes al extranjero, tiene previsto acudir a las Jornadas Mundiales de la Juventud, que se celebrarán en Panamá en enero de 2019.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario