Cartas de lectores

Respuesta a una carta y reflexión sobre el odio

Lunes 26 de Febrero de 2018

Gracias a la democracia, los simples peatones tenemos la posibilidad de expresarnos por este fantástico medio denominado "Cartas de los lectores". Tratando de romper, en parte, tanta información que nos llega siempre emitida y dictada por algunos dueños de los medios, que bajan línea más allá de cualquier vocación o independencia que proclame algún periodista. Días atrás leíamos una carta titulada "Azorado, los veo enceguecidos por el odio", donde el amigo lector expone su punto de vista respecto de lo que considera un desmedido ataque al actual gobierno por los que "el supone" adictos seguidores del gobierno que se fue, utilizando la palabra "odio". Dentro del necesario cambio popular de ideas que elimine el negocio de los que eternamente han lucrado con las antinomias, resulta necesario recordar una frase de Arturo Jauretche: "La multitud no odia, odian las minorías, porque conquistar derechos provoca alegría, mientras perder privilegios provoca rencor". Recordar también que juntados los votos de la oposición, este gobierno no responde al gusto, el deseo y la esperanza de la mayoría del pueblo de la patria. Incluso su exigua ventaja, conseguida a fuerza de repartir beneficios entre algunos medios de comunicación, no establece una autoridad exuberante. En consecuencia, y ante la inocultable evidencia de que se recurre a la corrupción para justificar lo injustificable, a esa porción inmensa de pueblo le resulta impropio ser acallado con una supuesta autoridad moral improcedente, involucrando a otro ciudadano que vive y padece las mismas vicisitudes, sea con el gobierno que fuere. No se equivoque amigo lector, el enemigo nunca es su vecino, por más que piense distinto. Sobre todo porque hemos aprendido que "en un país en que las denuncias por corrupción son un caballito de batalla con fecha de vencimiento, que se gatilla una vez conseguido el descrédito del supuesto corrupto, nadie escapa a las generales de la ley".

Norberto Ivaldi

norbertoivaldi@gmail.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario