Cartas de lectores

Reforma constitucional

Opino como ciudadano común. No hace falta ser un jurista para poder expresar un comentario con respecto a la necesidad de la reforma de la Constitución de Santa Fe.

Viernes 24 de Agosto de 2018

Opino como ciudadano común. No hace falta ser un jurista para poder expresar un comentario con respecto a la necesidad de la reforma de la Constitución de Santa Fe. Nuestra Carta Magna data del año 1962. Han transcurrido 56 años desde entonces y Santa Fe es una de las pocas provincias que no la han reformado luego de la Reforma de la Constitución nacional en 1994. Si bien la Constitución provincial es considerada como de vanguardia en relación a la época en que fue redactada, ya ha dejado de serlo. Grandes cambios han ocurrido en la sociedad en los últimos años, en el aspecto económico, social y político. El argumento de que los ciudadanos están preocupados por el diario vivir y no les interesa el tema no convence ni a los que los esgrimen. Que el partido que gane por simple mayoría se lleva la mayoría de las bancas en Diputados, sin tener en cuenta la proporcionalidad establecida por el sistema H'Dont, es inadmisible. Que el gobernador deba profesar la religión católica y la provincia adhiera explícitamente a dicho culto se contradice con el espíritu laico y la libertad de cultos de nuestro país. Derechos civiles y sociales conseguidos en el siglo XXI deberían ser incorporados a la reforma de la Constitución provincial, como los cambios producidos a nivel judicial. Señores legisladores, los ciudadanos de esta provincia merecemos una Constitución acorde a los avances en todo los órdenes que se han generado desde hace más de 50 años a la fecha.

Alejo Vercesi


Desidia en El Salvador

Pido a la intendente que se interiorice de las grandes deficiencias que hay en el cementerio El Salvador. Es indignante el robo de flores en nuestro panteón, al que concurrimos todos los domingos. La mugre en las piletas, tapadas y sin agua; y veredas rotas. Hablé con la directora y todo sigue igual. ¿Hasta en un lugar tan sagrado hay robos? Será para estar acorde con lo que pasa en el resto del país.

DNI 2.623.585


Hubiera esperado otras explicaciones

Es evidente que la hiperactividad que lleva adelante el juez Bonadio, y los fiscales Stornelli y Rívolo, ha motorizado un repentino interés de la ciudadanía por saber qué hay de cierto en todo lo que llena las portadas de los diarios. Nunca antes se había tenido la quasi convicción de que "esta vez se llegará al hueso" como a partir de la aparición de las fotocopias de los cuadernos del chofer de Baratta. Con las detenciones ordenadas, los llamados a indagatoria y el avenimiento de muchos "arrepentidos" a colaborar con la Justicia se produjo un tsunami de denuncias, todas ellas apuntando hacia lo más alto del poder. Por eso es que, como ciudadano sentí desazón ante la "defensa-proclama" de Cristina en el Senado. No me interesaba que nos dijera que "no sólo ella y él" habían sido corruptos sino que "todos" lo habían sido y lo eran. Lo que hubiera querido es que me dijera es que ella es inocente por tal, por cual, o por tal otra cosa. Que no es cierto lo que dicen los cuadernos respecto a los bolsos con dólares que tenían como destino su domicilio o la Quinta de Olivos (aunque los horarios y las fechas de los registros de entrada lo corroboren). Y que además contara cómo hizo su hija Florencia para obtener lícitamente seis millones de dólares que ocultaba en una caja de seguridad. Todo lo que dijo sólo le servirá a sus fieles militantes (que es probable, vaya a ser lo único que retendrá). No le alcanzará para convencernos a nosotros y mucho menos a la Justicia.

Juan José de Guzmán


¿Hasta cuándo estaremos sitiados?

Los vecinos de barrio Hospitales estamos sitiados. ¿Hasta cuándo va a estar este megaoperativo de cortar cuadras y cuadras en las cercanías del Centro de Justicia Penal (ex Heca)? Como ciudadano, les sugiero humildemente, ¿no se les ocurre instalar cuatro garitas, una en cada esquina de esta manzana y de esta forma no le complican la vida a los comerciantes, al tránsito y a los vecinos en general? Por favor traten de rever esta medida que nos afecta en la convivencia diaria ya que es una zona de mucho movimiento vehicular. Por otra parte los móviles inteligentes que según las autoridades estaban destinados para patrullar la ciudad están estacionados por largo rato en la zona cortando el tránsito, y de no cambiar esta metodología lo podrían reemplazar con inspectores de Tránsito o la GUM. Además, están afectados a la custodia de los domicilios de jueces, abogados, familiares de estos y testigos de una causa judicial, también podrían cambiarlos y en ese lugar ubicar los otros móviles.

Hugo Bertolini


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario