Covid-19

Reclamo de un videógrafo

Jueves 13 de Mayo de 2021

Salones de fiestas, fotógrafos, videógrafos, disc jockeys y demás actores del área de los eventos, hemos sido marginados desde hace un año por decisiones políticas y disposiciones trazadas por la imprevisión y el descuido al sector. Algunos considerarán que esto es justo dada la situación sanitaria, otros que las medidas debieran revisarse. Existen actividades, no las nuestras, por supuesto, en las que el descontento de sus integrantes podría provocar sacudones sociales de magnitud. Nosotros, por la naturaleza y condición de los oficios que ejercemos, contamos con formas limitadas de protesta. ¿Se trata de una situación de difícil solución? Por supuesto, por eso reclamo a los políticos de turno, esos que han insistido en su aspiración para regir los asuntos públicos, un compromiso verdadero. La política, también un arte, no debiera quedar fuera de las tareas en las que creatividad e inventiva son herramientas fundamentales. A los gobernantes, mandatarios, dirigentes, y a quienes nos han machacado con cientos de anuncios para que los votásemos, les reclamo que se preparen para generar ideas porque hasta este momento han demostrado poco conocimiento del uso de estrategias generales. Podemos coincidir en que la resolución creativa de problemas es un proceso de trabajo, por eso les pido que dejen de chamuyar y enfoquen los problemas en forma de pregunta, poniéndose en la piel de un sector con enormes dificultades. Seguir esperando la aparición de “casualidades favorables” no ayuda a nadie, rompan, al menos de vez en cuando, los pactos y las alianzas partidarias y obliguen a sus cerebros a pensar en nuevas alternativas por fuera de las ideologías y las rígidas posturas. Es posible que, incluso después de todo, no encuentren las mejores soluciones, pero al probar cosas nuevas habrán impulsado el aumento de las probabilidades, percibido los fallos y promovido distintos caminos de razonamiento. El filósofo Jürgen Habermas pensaba que una manera de corregir las injusticias, impulsar cambios y abolir los privilegios de las castas gobernantes (el filósofo no conocía los detalles del “Vacunatorio VIP” en Argentina) era actuando desde el lugar donde la burocracia e inoperancia políticas había desplazado al sector, es decir los bordes del sistema. El se refería a una forma que no involucraba el uso de la violencia: la desobediencia civil.

Ariel García

DNI 14.440.004

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario