Cartas de lectores

¿Qué nos falta para ser un país serio?

Domingo 19 de Agosto de 2018

Es triste que la oposición, necesaria para el contralor del gobierno, base su único accionar en oponerse a todo, en dinamitar cualquier cosa. Hacer una utilización política de cualquier cosa que ocurra con tal de ganar un votito es una actitud poco menos que miserable y triste, porque los que a los escuchamos y vemos del otro lado, nos da vergüenza ajena. La gente, el pueblo (la mayor parte) no es idiota, piensa y sabe cuando una protesta es válida y cuando la están usando para beneficio propio. Como ciudadano estoy harto de ver en Buenos Aires protestas por hambre, de 200 personas, o por otra causa, de 300 personas. Ellos no tienen la culpa, porque están presionados por los punteros y la necesidad de comerse un sandwich, una gaseosa y ponerse 500 pesos en el bolsillo. Espero que esa gente en su fuero más íntimo sepa quiénes son los que se están aprovechando de ellos. No estoy defendiendo a ningún partido, ni gobierno, ni político actual o pasado. Sólo manifiesto esta opinión para que el que lea esto, esté consciente de la pura realidad. Da bronca cuando ves a los sindicalistas y políticos "de profesión" con un único discurso, estudiado y recitado en cada canal o radio que los entreviste, gritando como si estuvieran preocupados por los pobres, a los que nunca escucharon, excepto cuando sea negocio para ellos. Mencionaría muchos nombres, pero no es mi objetivo. Seguro que leyendo ahora, se les aparecerán en la mente muchos miserables que usan a la gente para su beneficio. Seguro van a aparecer ministros de Economía que devaluaron igual que este, gobernadores que hablan de desastre, gente que ha permitido el ingreso libre e irrestricto del narcotráfico, que destruyeron la educación pública y salen a dejar sin clases y desayuno o almuerzo a millones de niños. ¿Queremos un país sin corruptos, sin miserables, con educación pública seria, con maestros educados y preocupados por sus alumnos, políticos que no se enriquezcan a costillas nuestras, empresarios serios que den trabajo, que paguen buenos sueldos, que sean eficientes y no sean coimeros? Entonces empecemos por educar a nuestros niños y tal vez en 10 o 15 años tengamos un país serio.

Jorge Fiorina


Reparación histórica y democrática

El nuevo gobierno de Ecuador derribó el monumento de Néstor Kirchner en Quito, porque la gente lo consideraba como un monumento a la corrupción. Aquí, en Rosario, lamentablemente, todavía está en las Cuatro Plazas, a pesar del reclamo de mucha gente; y además, con tantas informaciones que llegan desde la Justicia que se puede sintetizar como lo expresó el concejal Carlos Cardozo: "Fue el ideólogo de una asociación ilícita que se apropió de manera sistemática de dinero del Estado". Señora concejala Norma López, no se puede defender lo indefendible.

Juan Carlos Bressan


¿Empresario arrepentido?

¿El empresario Carlos Wagner pensaba que su misión como presidente de la Cámara Argentina de la Construcción era esconder los ilícitos de sus asociados, de quienes ahora declara que efectuaron pagos de sobornos al Estado? ¿No debió denunciarlo en su momento? ¿Actualmente, no es tarde? ¿No debe ser procesado por encubridor?

Roberto Meneghini

DNI 6.069.678


Fábulas de la "arquitecta egipcia"

Dice la "arquitecta egipcia" que no puede estar involucrada en 50 causas, sólo recuerda 20. Tampoco son tres millones de dólares por día, eran 2,5 de la misma moneda, aprovechó ya que estaba en Comodoro Py a presentar una demanda contra sus "dealers" porque se quedaban con la diferencia de ella y su marido. Insinúa que todo esto que le pasa es por haber sido la presidente que lideró la cruzada junto a su esposo para erradicar la pobreza; según su visión, la persigue el Poder Judicial a instancias del Poder Ejecutivo en conjunto con Macri, Bonadio, Leuco, Majul, Lanata, Cabot, estudiantes de periodismo. El que suscribe insiste en que una editorial debería publicar una novela con todos estos argumentos. Meritorio es que antes se autoincriminaba diciendo "vamos por todo". Al fin cumplió, eso es irreprochable. El síndrome de Ubris, según el doctor Nelson Castro, por lo visto se ha agravado. Es increíble las historias que inventa en su mente desquiciada para cuerpear los ilícitos de la que se le acusa. Por eso no quiso entregar el poder como debía, se quedaron sin tiempo para seguir delinquiendo o al menos para tapar todo. Los tomaron por sorpresa, creían que era para siempre. Se pasó 12 años engañando a todo un país, pero no va a engañar al fiscal Stornelli y al juez Bonadio.

Roberto Rubén Sánchez

DNI 8.634.022


¿Y ahora cómo siguen?

El Senado ha votado y según ellos lo han hecho por "las dos vidas". Se entiende que se trata de dejar de perder madres generalmente de condición humilde y bebés por nacer. Durante años y más años, eso transcurría en un silencio social abrumador. Pero hoy la olla se destapó, o la alfombra se levantó, o como gusten definirlo popularmente. Lo cierto es que en la Argentina por primera vez en su historia, se reconoció a viva voz que los abortos clandestinos son una práctica diaria. Hasta los más extremistas tuvieron que aceptarlo. Y sobre esa realidad se fijaron posiciones con profundo fervor, quizás debido a tantos, tantos años de silencio. El presidente y la vicepresidente aseveraron estar "a favor de la vida". Y ahora, si bien se ha dado el primer paso, lo más importante es que han asumido un compromiso. El pueblo querrá ver cómo van a lograr estar por las dos vidas. Seguramente implementarán en todas las escuelas Educación Sexual Integral, distribuirán en todos los rincones del país anticonceptivos gratuitos y darán talleres a toda la población explicando sus conveniencias, formarán grupos combativos para descubrir consultorios clandestinos, recorrerán casa por casa para contener y asesorar a las mujeres resueltas a interrumpir su embarazo, no las dejarán solas ni un minuto, y les asegurarán la adopción inmediata de sus bebés después del parto. Si así no lo hicieren es probable que el pueblo cambie a los senadores y a quienes crean necesarios, porque los actuales no habrían sabido elegir el color que representaba de verdad la "protección de las dos vidas en libertad".

Edith Michelotti


Hay que informarse mejor

La ex vicegobernadora María Eugenia Bielsa o es ignorante o tiene aviesas intenciones políticas cuando dijo que "el narcotráfico entró en la provincia de la mano del socialismo", cuando todo el mundo sabe que Néstor Kirchner fue el que liberó las rutas nacionales 11 y 34 para que el narcotráfico llegara a Rosario sin trabas. Eso fue en represalia porque el entonces gobernador Hermes Binner le hizo juicio ante la Corte Suprema de la Nación, que falló a favor de Santa Fe e intimó al ex presidente a devolver lo que le había robado a los santafesinos. Es bueno que se informe, señora Bielsa.

DNI 6.347.664

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario