Cartas de lectores

Promesa virtual a la Bandera

El nivel de desarrollo de una sociedad se mide a partir de las actividades de sus miembros en diferentes ámbitos.

Miércoles 17 de Junio de 2020

El nivel de desarrollo de una sociedad se mide a partir de las actividades de sus miembros en diferentes ámbitos. La importancia de que la ciudadanía busque integrarse para el "bien común", ideal de toda democracia, se aprende desde los primeros años, sobre todo en el seno de la familia y en el ámbito escolar. La promesa de lealtad a la Bandera es una de las tradiciones más emotivas de los ritos escolares. Por definición es un acto solemne y público. La ceremonia de la promesa a la Bandera no podía escapar a la crucial realidad de la pandemia y de qué manera dar continuidad a una expresión virtual tan significativa en donde la tecnología comunicacional porta una dimensión que hace factible llevar a cabo el acto a distancia para que los alumnos de cuarto grado puedan cumplir el anhelo de manifestar promesa de lealtad a la bandera de Belgrano. Desde esta perspectiva el Instituto Nacional Belgraniano pone a disposición de las escuelas algunos lineamientos básicos para definir la mejor forma de concretar la ceremonia en el marco del distanciamiento social y que por su contenido práctico paso a describir: 1. Presentación de la situación. 2. Izamiento virtual de la Bandera mientras se ejecuta "Aurora" y la entonan los alumnos en sus hogares y en familia. 3. Presentación de niñas y niños que harán la promesa mostrando sus fotografías al tiempo que se los nombra. 4. Palabras de un directivo de la escuela explicando la motivación de la actividad, reseñando los valores comprometidos en la promesa y la trascendencia de la responsabilidad que asumirán. Lectura de la fórmula de la promesa a la que los alumnos manifestarán con énfasis: "Sí, prometo", seguido de aplausos. 5. Entonación de "Mi Bandera" en los hogares y con las respectivas familias. 6. Cierre de la actividad despidiendo a la bandera, como fondo, "Marcha a la Bandera" interpretada por todos los participantes del acto. La promesa virtual a la Bandera en el bicentenario del paso a la inmortalidad de su insigne creador, Manuel Belgrano, es revivir lo mejor de nuestra historia patria en las voces puras de nuestros niños.

Raúl Pedemonte

El ecocidio en el humedal

Ya ardieron 25.000 hectáreas. Desde hace años quienes esgrimen su privilegio de propietarios atacan de diversas maneras y hasta con incendios permanentes es la zona de islas frente a Rosario. El ataque al humedal es sistemático y perverso. La pasividad estatal es en cierto modo la anuencia para la continuidad de la destrucción medioambiental. Las ganancias por los agronegocios acrecientan las arcas de los capitalistas. La codicia mercantil es predadora de la vida e incompatible con la convivencia solidaria. Los perjuicios se socializan, contra la flora, la fauna y la población toda. No es posible callar ante el ecocidio en ciernes.

Carlos Solero

Violencia de género

Durante esta larga cuarentena, encerrada en mi casa he leído y escuchado mucho y me ha lastimado también mucho el maltrato que reciben en este país las mujeres, no solamente las jóvenes, sino también las que no lo son tanto. Es muy doloroso constatar esta realidad, que mucho me golpea. O son insultos, o golpes, o balazos y la más agraviante a la moral humana: la violación. En estos días apareció en los medios una noticia que me estremeció. Una mujer joven fue agraviada, golpeada y quemada por su pareja y padre de su hija. Quise tratar de entender por qué el ser humano llega a esta degradación. La pobreza humana y sus consecuencias ayudan a emprender este camino. Y la pobreza es entre otras cosas, el resultado de la ignorancia o viceversa. Estoy firmemente convencida de que este problema lleva a la impotencia, la incapacidad, la no valoración de la persona humana y otra realidad: el sujeto lleva consigo la idea de que no vale nada, en que es un total fracaso y pueden hacer con él lo que quieran. Quiero aclarar que sé muy bien que las desgracias a que he hecho referencia se dan en todas las esferas sociales. He hecho hincapié en las desprotegidas, porque creo que no hay derecho a tanta desigualdad. Yo soy educadora y he ejercido mi profesión por muchos años y creo que la educación es la vía por la cual me atrevo a decir, "señores gobernantes, eduquen a nuestro pueblo".

Isolda M. de Baraldi

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario