Cartas de lectores

Por nuestros héroes

Hoy es un día donde muchas madres, esposas, hermanas y padres van a acongojarse sin consuelo abrazados a una foto enmarcada.

Martes 02 de Abril de 2019

Hoy es un día donde muchas madres, esposas, hermanas y padres van a acongojarse sin consuelo abrazados a una foto enmarcada. Abrazados a una cruz lejana. Una cruz que quedó desamparada allá en nuestro sur. Un sur con un sol que las cobija, porque es nuestro sol. Hoy no trabajamos, es verdad, y además nuestros hijos no tienen clases. Hoy nosotros estamos reunidos en familia gracias a que muchas otras familias tienen un lugar de la mesa amputado. Muerto. Arrebatado. Agradezcamos esta mesa sin vacíos. Agradezcamos enseñando, contando y explicándoles a los nuestros el porqué. Hoy hagamos algo especial. Hagamos que haya valido la pena recordándolos. Quizás un lugar en nuestra mesa para que una cruz solitaria se sienta acogida. Quizás sólo valga que, antes de compartir nuestro plato colmado, hagamos un minuto de silencio, les digamos un gran gracias o simplemente les brindemos un aplauso.

Héctor Foulques


Un ridículo reclamo

Comparto plenamente las expresiones del Premio Nobel Mario Vargas Llosa sobre el desatinado reclamo del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador al rey de España (dijo que los españoles deben pedir disculpas a los pueblos originarios por la conquista producida hace más de 500 años). Parece mentira que en pleno siglo XXI se tenga la osadía de reclamar a la Madre Patria por las consecuencias de nuestras propias acciones y falencias como latinoamericanos.

DNI 5.448.577


Por los caídos en Malvinas

Una vez más y en un acto de reconocimiento histórico, este 2 de abril se conmemora "El día del veterano y de los caídos en la guerra de Malvinas", y es por eso que deseo elevar una oración para el descanso eterno de los valientes que perdieron su vida en defensa de la soberanía de ese pedazo de suelo argentino. Pero también hago extensivo mi rezo por todos los que lucharon en esa epopeya y salvaron su vida, pero que además, y también en cumplimiento del deber, lo hicieron defendiendo las instituciones democráticas.

Marta Escobar


A nuestros héroes de Malvinas

Rendidas ya las tropas de nuestras gloriosas Fuerzas Armadas, el capitán Geoffrey de las no menos honrosas (en situación de guerra) fuerzas Británicas, cumplió la misión más difícil que hay en una contienda: dar sepultura cristiana a los muertos con los honores militares fuese cual fuese la jerarquía militar del enemigo. Fue él quien les dio el rango de héroes a nuestros bisoños jóvenes que cumplían el deber de defender la Patria y su Pabellón, su sol y colores, sangre derramada y mezclada con la fría turba en nuestras queridas y remotas hermanas, Malvinas, defendiéndolas, aún a costa de perder lo más preciado que tiene el ser humano que es su propia vida. Fue nuestro enemigo de aquel entonces quien rindió homenaje a nuestros mártires, a nuestros queridos héroes, a quienes todavía no les hemos dado nosotros el lugar correspondiente en la historia. En lo personal, vaya para nuestros soldados el mejor de los reconocimientos. En la fragorosa desproporción bélica de los ejércitos se percibió el heroísmo de nuestros soldados, a quienes les debemos esta épica y la gratitud.

Roberto Sánchez


Rosario y el turismo

No hay industria que genere tantos empleos como el turismo, y pocas dan tantas ganancias a un país, imprescindibles en épocas de crisis como esta. Uno de los puntos de mayor atracción para un turista son los museos, y el museo mejor ubicado de Rosario, en pleno centro histórico, vecino al Monumento a la Bandera y la Catedral, es el museo Estévez, un lugar que con sus excelentes colecciones nos traslada a otro tiempo y espacio. Pero aquí viene la contradicción: sabiendo que se recuperó un cuadro de Murillo que habían robado, días pasados quise visitar ese museo, pero insólitamente se me informó que desde hace dos años está cerrado por unas filtraciones que deterioraron algunos pisos. Esto pasa en una ciudad tan necesitada de turismo y con una Municipalidad que hace alardes de "cultura", para lo cual pintaron caprichosamente de negro el museo Castagnino y al poco tiempo lo volvieron a repintar de blanco, y ahora construyeron un gigantesco mástil sobre el río cuando ya existe otro semejante frente al Monumento a la Bandera. Total, esos absurdos gastos inútiles no los pagan los funcionarios, los pagamos los votantes.

DNI 6.065.831

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});