Cartas de lectores

Por Edith Michelotti - Comprar al ladrón, no tiene perdón

En forma permanente, ladrones no muy anónimos roban celulares modernos, con maniobras hábilmente desarrolladas, arrebatando como sea, absolutamente indiferentes al daño que ocasionan.

Martes 18 de Agosto de 2020

En forma permanente, ladrones no muy anónimos roban celulares modernos, con maniobras hábilmente desarrolladas, arrebatando como sea, absolutamente indiferentes al daño que ocasionan. Son ladrones. Son escoria. En general suponemos que los venden o canjean por drogas. De una manera u otra “alguien” los compra. ¿Será alguien que lee cartas de lectores? ¿Será alguien con quien siempre nos encontramos? ¿Será alguien de buena familia? ¿Será algún ingenuo consumidor? Y además, ¿adónde los compra? Sabido por todos es que si no hubiera compradores de celulares robados, no habría robos de celulares. Por lo tanto hagámosle saber a quienes los compran que son tan culpables como el ladrón, porque está fomentando el delito mientras sueña quizás con un mundo mejor. No naturalicemos esta realidad como tantas otras similares, erradiquemos la frase, “qué le vamos a hacer, es el país que tenemos”. Sigamos con fuerza para adelante, intentemos que este dolor de hoy sea un bienestar para el mañana. No me resigno a creer que no seamos capaces de lograrlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario