Cartas de lectores

Política vs. política

La polémica iniciada por Dante Taparelli debido a la publicidad de Cambiemos colocada en donde estuviera la obra "Bandoneón", de Julio Vanzo, da pie a algunas reflexiones.

Viernes 22 de Marzo de 2019

La polémica iniciada por Dante Taparelli debido a la publicidad de Cambiemos colocada en donde estuviera la obra "Bandoneón", de Julio Vanzo, da pie a algunas reflexiones. Es evidente, por ejemplo, que las declaraciones del coordinador del Museo Urbano a la Vista (¿de veras existe ese puesto? ¡La creatividad del socialismo para generar cargos es admirable!) son de índole políticas, o en caso contrario, como señalara Ghilotti, Taparelli habría reclamado por la preservación de ese espacio mucho antes, cuando la obra fuera cubierta por otras propagandas comerciales. Ni Cambiemos ni el socialismo parecen haberse percatado del perjuicio a mediano plazo que este incidente puede provocar a los consorcios, los cuales verán reducidas sus chances de acotar sus costos alquilando estos espacios para publicidad. ¿Quién puede considerar beneficioso pagar por un espacio que en vez de beneficiarlos perjudique su imagen? De todos modos, dejando a un lado el uso de este espacio en particular, el cual a mi entender es legítimo e irreprochable, es notable la falta de escrúpulos de todos los partidos, incluidos el socialismo y Cambiemos en lo referido a publicidad gráfica de campaña: no sólo no vacilan en utilizar afiches que constituyen una molesta contaminación visual, sino que incluso no les tiembla el pulso a la hora de colocar sus propagandas en lugares que las ordenanzas no permiten. Difícilmente puede esperarse una buena gestión de candidatos que ignoran las normativas que tienen en su papel de funcionarios la obligación de sostener. Esto es especialmente paradigmático en el caso del socialismo, que es quien hoy en día es el responsable de controlar este tipo de contravención a través del Ejecutivo municipal. Sugiero al señor Taparelli que contacte a quien sea responsable de la higiene en la ciudad, al cual seguramente conoce, para avisarle que los barrios periféricos carecen de la higiene necesaria. Especialmente Empalme Graneros, el cual visité recientemente y lo hallé exactamente tal y como lo ví cada vez que lo visité: calles en mal estado, sin cloacas y con al menos un minibasural por cuadra.

Juan Pablo Zucco


Una oposición servil e hipócrita

Desde hace unas semanas y como inicio de las actividades proselitistas para las próximas elecciones presidenciales, hay una notable necesidad de muchos políticos de la oposición de sacarse fotos, de ser invitados a manifestarse por radio o televisión. Cuando se los escucha, se ven las fotos o se los ve en TV, se tiene la impresión de entrar en el túnel del tiempo. Las mismas caras, los mismos discursos vaciados de contenido, vocablos como "neoliberales", "cipayos", "agentes del FMI", "oligarcas", entre otros, usados por figuras derrotadas por el tiempo, con mentes envejecidas, que van de un partido a otro tratando de mantener sus privilegios y que hacen de la poca dignidad que les queda un canuto al estilo Papillón. Serviles, hipócritas, intelectualmente deshonestos, ayer denostaban a CFK y hoy la apoyan o promueven. Ayer eran funcionarios de CFK y hoy son inocentes e ignoran la corrupción que pasaba delante de sus ojos sin realizar las denuncias judiciales pertinentes. Una asamblea legislativa plagada de gritos e insultos hacia el presidente, como una muestra representativa de que son barras bravas, con reportajes a posteriori donde reflejan su odio y falta de ánimo al diálogo, al consenso y la negativa de zanjar la grieta promoviendo, de ser posible, una salida anticipada al gobierno. Compatriotas, estamos mal pero no nos dejemos engañar por los cantos de sirenas de estos vendedores de humo. Pensemos en el momento de votar en las provincias, en las comunas y por supuesto en las presidenciales de octubre, en los casi 32 años de corrupción, latrocinio y robo del kirchnerismo y CFK. Hace muchos siglos Sófocles dijo: "Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo".

Jorge Rubnicius


Inoperabilidad práctica

Estoy absolutamente convencida de que las redes sociales no influyen en la práctica en modificar decisiones políticas, económicas, judiciales, sociales. A lo largo de años de utilizar este medio de interacción he percibido que nada de lo que se ha pretendido, ni aún masivamente, ha logrado torcer el rumbo de los que están en los estamentos más altos del tejido social y la gestión que les compete. Además, utilizar este medio de comunicación para solicitar un órgano para trasplante, por ejemplo, es una petición absurda y sin sentido práctico. Ahora se han mediatizado varios grupos de apoyo al juez que investiga los actos de corrupción de quienes debían impartir, justamente, todo lo contrario del delito en que están inmersos. ¿A alguien se le ocurre pensar, dado los antecedentes de la "sordera" de nuestros gobernantes, que seremos tenidos en cuenta?

María Rosa Rovira

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});