Cartas de lectores

Poder unir para reunir

Considerando que hasta los hombres más comunes tienen almas, ningún aumento de riquezas materiales los compensará por arreglos

Sábado 26 de Mayo de 2018

Considerando que hasta los hombres más comunes tienen almas, ningún aumento de riquezas materiales los compensará por arreglos que dañen o insulten su autoestima y perjudiquen su libertad. Una estimación razonable de organización económica debe tomar en consideración el hecho de que, a menos que el estado quede paralizado (sea por incapacidad operativa, por conflictos y contradicciones recurrentes por parte de la oposición, o por revueltas generadas por la propia naturaleza humana indignada) la misma se debe preocupar con la necesaria capacidad e inteligencia de satisfacer criterios que no siempre son puramente económicos. En definitiva, tratar el tema de la economía como un hecho que a la gente, "a toda la gente", realmente le importa. Lamentablemente, como nos viene sucediendo, lo que escasea es el talento y la sucesión de hechos y resultados han convertido en obsoletos ciertos personajes y sistemas para que con cada elección de gobernantes lo que obtenemos, con los resultados a la vista, es un tiro por la culata. La inalcanzable solución se aleja ante la desmedida ferocidad demostrada por las partes concurrentes y responsables del tema. La encarnizada obstinación por encontrar un ganador o un perdedor, resulta ser la salida que representa la mayor desventaja para una solución consensuada. Esta especie de nave en la que estamos inmersos, participando de una carrera dislocada evidentemente hace tiempo ya, no posee piloto y se dirige probablemente hacia catástrofes tan profundas como insalvables. Se sostiene a modo de axioma que la necesidad es la madre de la creatividad, pero los esfuerzos individuales o egoístamente compartidos solos como comportamientos estancos, aparte de ser inútiles se diluyen, para terminar comprobando que la incomprensión solo provoca desastres. La idea triunfante resulta ser tratar de unir para reunir lo que está disperso por razones egoístas, apostando para que lo que parece improbable sea posible. Todo progreso se logra sobre el progreso de la comprensión, aceptando la complejidad de los demás en lugar de reducirla para únicamente atacarla en sus peores aspectos. Según Edgar Morín (pensador y escritor francés de destacada labor intelectual y comprometido protagonismo en los debates sobre los acontecimientos más destacados del siglo XX): "Debemos dominar las ideas que nos dominan, y no ser solamente dominados por ellas".

Norberto Ivaldi


El síndrome maradoniano

Hay en la historia tantos síndromes que uno más ni se nota. De todos modos, creo que mejor sería incorporarlo al Créase o no de Ripley. Basta de prólogos; arribaremos en suma a una verdad de perogrullo. Se dice por ahí que otrora los ingleses tuvieron que inventar algún héroe ya que no tenían ninguno, entonces inventaron a Robin Hood y a Guillermo Tell. Pero hoy un país del primer mundo no necesita de ellos, bastante tienen con la monarquía y un razonable estándar de vida. En cambio nosotros estamos muy mal parados en el concierto mundial. No es para menos, día tras día y desde ya bastante tiempo, estamos en calidad de país emergente. Vergüenza ajena en una república que más bien parece una republiquita. Papelón indubitable el hecho de tener un embajador impresentable si los hay, que se pavonea constantemente con expresiones de muy mal gusto. Se imaginarán de quien hablo, un sujeto endiosado por la prensa deportiva como el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. Para colmo de males, el de la lengua viperina se lo ha tomado como una impronta impresa en su piel. De eso se vale. No entiendo cómo logra acceder en ciertos países como un intento de solución a un tratamiento de la pelota de fútbol. ¿Será que su imagen vende? A la luz del rechazo que su figura ocasiona, uno no se explica cómo todavía le dan prensa. Pagará algún espacio tal vez. Lamentablemente es lo que hay. Si se trata de una cortina de humo, se advierte un mal disimulo de medidas que muchos no aceptan en el orden gubernamental, pero sería saludable antes de presentar a aquel impresentable, ofrecer noticias de otro carácter. Este ex Nº 10 bien podría darse la mano con algunos compatriotas que han estado y lo hacen hoy, arrojando por el suelo el denodado esfuerzo de todo aquel que contribuyó con sangre, sudor y lágrimas al engrandecimiento del país. En otro orden, siendo presidente Bernardino Rivadavia casi saca a patadas al General San Martín, cuando no quiso aceptar el cargo de conducir la fuerza militar nacional para sofocar las rebeliones del interior del país. Un gesto de grandeza a imitar: "Jamás sacaré mi arma para eliminar a un compatriota". El santo de la espada denostado, emigró a Europa. Un verdadero ejemplo a imitar.

Oscar H. Rodríguez

DNI. 6.004.403.


Enojo con la Caja de Jubilaciones II

He leído la carta del 20/5/18 escrita por el oficial (R) Hugo Gargarella que conforme al artículo 23 de la Ley 6830 se retiró a consecuencia de la explosión de una bomba puesta "por muchachos idealistas" en circunstancias en que intentaba desactivarla. Sinceramente quiero decirle que es incalificable el criterio sustentado por la Caja para no incluir en su haber previsional el plus previsto a la Brigada de Explosivos. Le recomiendo que contrate un abogado administrativista e inicie el juicio correspondiente. No hay otra forma. Usted se encuentra institucionalmente solo, abandonado a su suerte al igual que el personal policial actual. Nadie se preocupa, ni lo jefes policiales de antes, ni los de ahora. Todos cuidan su puesto, no vaya a ser que lo trasladen a Pozo Borrado. El Poder Ejecutivo (artículo 72 inciso 17) dispone de las fuerzas policiales y es deber de él brindarles la protección social que se merecen por su trabajo de alto riesgo, pero nada de ello existe. El policía carece de protección y el más grave de todos es la carencia de protocolos de actuación policíaca urbana, un reglamento que le permita actuar en defensa de la sociedad y de su persona. El policía saluda a su familia y va a cumplir con su trabajo y su regreso es aleatorio. Hoy la fuerza carece de disciplina, lo pueden ver en las calles. Hay que exigir la sindicalización de la policía para que sea elevada al rango social que merece como protector de la sociedad a la que sirven.

DNI: 6.029.435


Planetario suspendido por falta de luz

Sabemos que las salidas didácticas representan una experiencia muy enriquecedora, una mirada diferente del mundo que los rodea. No solo se aprende dentro del aula. En este caso, lxs niñxs de tercer grado concurrimos al Planetario. Fue muy grande la desilusión cuando al llegar se había suspendido la función por falta de energía eléctrica. Nos volvimos a la escuela sin poder conocer algo nuevo. Trasladarnos implicó un esfuerzo ya que todas las familias son de escasos recursos. Es nuestro deseo reprogramar la visita pero que podamos trasladarnos en colectivo de línea en forma gratuita.

Cecilia Lucía Colombo

Docente Escuela Nicasio Oroño Nº 661

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});