Cartas de lectores

Pobreza: un círculo vicioso

No es necesario definir la pobreza, unos la sufren, otros la han visto de cerca y algunos la conocen por el Billiken.

Viernes 12 de Abril de 2019

No es necesario definir la pobreza, unos la sufren, otros la han visto de cerca y algunos la conocen por el Billiken. Quizás convenga reflexionar con una visión sociológica, ejemplo: ¿Cual es la causa que origina la pobreza? ¿Es transmisible? o bien ¿Qué puede hacer el Estado al respecto?. Cuando Víctor Hugo escribió "Los miserables" (1862) se refería, ya por entonces, a la pobreza endémica causada por la injusticia. Hoy es inconducente hablar de pobreza sin antes analizar la distribución de la riqueza o la manera que los distintos modelos proponen el reparto de la torta. En los países del norte europeo han logrado achicar la brecha entre ricos y pobres promoviendo un modelo de tributos justos con formación e igualdad de oportunidades. Han desechado acciones inflacionarias utilizando las que apuntan a la estructura socioeconómica. Rompieron eficazmente un ciclo vicioso que sin estas medidas ha convertido a muchos países en pobres crecientes. Sucede que la pobreza es un pantano, es transmisible y constituye una trampa para el desarrollo. Si se nace, se crece en la pobreza, rodeado de pobres y en un contexto sin trabajo, salud ni educación es absurdo recomendar graciosamente "aguarden con esperanza el derrame de la riqueza". El "Estado de bienestar" al finalizar la segunda guerra mundial permitió, con distintas medidas sociales, una asombrosa recuperación bajando la pobreza y la desocupación. Posteriormente, intereses conservadores buscaron una disminución del sistema dejando librado a las reglas del mercado el destino de muchas comunidades. Pregunta ilustrativa: ¿Quién redujo la pobreza en Brasil, quiénes reaccionaron contra eso y que está pasando allí por estos días? El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo nos dice que en el mundo, uno de cada cinco habitantes vive en situación de pobreza o indigencia, es decir no tienen acceso a sistemas de salud, saneamiento, agua potable, electricidad ni educación básica; un mundo miope o con objetivos mezquinos. Las políticas de Estado pueden tener éxito sólo con una visión amplia del problema, es decir teniendo en cuenta, además de los ingresos, otros factores determinantes y de su incumbencia como ser incentivos a la producción, condiciones ambientales y sanitarias, y fundamentalmente políticas de educación pública.

Omar Pérez Cantón


Malvinas y la posguerra

Siendo presidente de Boca Juniors, en tiempos de Menem, Mauricio Macri declaró que no era conveniente tener soberanía de las islas Malvinas porque estas serían una pesada carga económica para la Argentina. Confunde entonces que el ministro Aguad cree falsas expectativas afirmando ahora que con diplomacia las Malvinas serán argentinas. Las soluciones diplomáticas y/o legales fueron factibles por última vez antes y aún durante la guerra cuando los expertos del mundo hicieron hincapié en el derecho argentino basándose en una pluralidad de datos históricos, geográficos, geológicos y legales que incluían la bula papal que dividió al mundo en dos. Pero luego de que la bandera argentina fuese arrastrada por el carro triunfal del vencedor, se terminó la historia. Las guerras son así: dan una sola oportunidad de ganar o perderlo todo.

Leonardo Peusner


Pensemos en nuestros hijos

Cuando hace unos días una colega, también jubilada, me preguntó si volvería por intermedio de este espacio a expresar nuevamente el rechazo absoluto al paro docente, como lo hice en época de activa y aún lo seguimos manifestando como jubilados. Le expresé que no. Pero sabe qué, el fallecimiento inesperado de una de las docentes más queridas y respetadas de la escuela "Federico De La Barra", no sólo por mí sino por toda la comunidad educativa, Nelly Maggi, que pensaba igual que nosotros con respecto a los paros y como un homenaje póstumo a su memoria, aquí estoy expresando lo que pensamos. ¿Qué logran los paros docentes sacando a los alumnos primarios y secundarios de las aulas? ¿Algún día entenderán estos dirigentes gremiales atornillados desde hace años en sus cargos el daño inmenso que se le hace a las escuelas de gestión estatal, pero especialmente a los más afectados, los alumnos? ¿No saben que sería mucho más positivo dialogar (porque el dialogo construye) con niños y jóvenes en las aulas? Ojalá esta carta sea leída por quienes tienen la gran responsabilidad de enseñar y aprender, y se dejen de lado todos los deseos personales, se medite en la terrible realidad que vive la sociedad santafesina, especialmente en los barrios más humildes donde la violencia le ha ganado a la paz.

Consilia Varrenti


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});