Cartas de lectores

¿Para qué estudiar física?

La mayoría de los jóvenes piensa que es muy aburrida, abstracta y que sirve de muy poco pero, en realidad, es todo lo contrario.

Miércoles 03 de Junio de 2020

La mayoría de los jóvenes piensa que es muy aburrida, abstracta y que sirve de muy poco pero, en realidad, es todo lo contrario. Ayuda a pensar, a imaginar y a razonar. Todas cualidades útiles en todos los ítems, y si ademas razón y fe van de la mano, entonces, “cartón lleno”. Probemos con algo simple, el universo, la Teoría de la Resultante, o de la doble gravedad, es nueva y consiste en lo siguiente: llamábamos a la Teoría de Newton como “gravitación universal” y ese adjetivo entonces era correcto, pues su idea llegaba a todo el universo, obviamente conocido en su época. Pero desde que se ha podido medir la situación de las galaxias el universo cambió. Ahora es mucho más grande y en esa extensión sus leyes no se cumplen ya que todo se aleja y se acelera. Esta propuesta sugiere volver a Newton pero estudiando su idea con más profundidad. Dicho genio, imagino que todo se debía a una fuerza pero eso nunca se pudo ni se podrá probar. Con la misma libertad podemos imaginar que esa acción la originaban dos fuerzas. Ellas serían de distinto signo y actuarían en forma combinada. Veríamos un resultado inmediato, pues con ese cambio inicial se explica también lo extraño de las galaxias. No hace falta recurrir a otras suposiciones como es la llamada materia oscura. Esa hipótesis sería suficiente para prestar atención a la novedad, pero ahora vemos que la doble fuerza tiene además efectos laterales. Efectos que podrían explicar también la traslación de los planetas. Esto nos estaría obligando a redefinir la materia diciendo entonces que en ella coexisten cinco fuerzas y no cuatro. Pero eso puede ser motivo para otra charla.

Ricardo Gomez Kenny

DNI 6.019.530

Métodos primitivos

El Intendente Javkin expresó que “la cuarentena es un método primitivo, pero las fosas comunes también” (sic). Con el mayor de los respetos me pregunto: ¿Veintitrés días sin transporte urbano de pasajeros, no es también primitivo?

Roberto Meneghini

Como en una película de terror

De mi mayor consideración, no es mi intención en tiempos como estos sumar conflictos pero aquellas personas (entre las que me incluyo) que somos una preocupación “por su cuidado” para la sociedad toda, estamos confinadas con una nueva amenaza: las quemas indiscriminadas en las islas que contaminan la atmósfera de la ciudad poniendo en peligro la vida de aquellos que sufrimos enfermedades respiratorias y amenazando las de los sanos. No puedo cumplir con “tomar solcito, abrir ventanas, respirar profundo, mucha vitamina D...”, todo lo exigido para sobrevivir no se da, ni los “viejitos” (qué hay que cuidar), ni los jóvenes, podemos resistir al humo. Sé de su gestión, apresure, se lo agradeceremos. Si muero, quiero ser parte de las estadísticas del coronavirus, no de esta niebla que se cierne sobre la ciudad como una película de terror. Con todo respeto.

Marta Susana Novelli

DNI 10.727.797

Necesitamos trabajar

Soy pororero de uno de los parques de la ciudad de Rosario. Si ustedes lo vieron, el otro día nos autoconvocamos en el Monumento Nacional a la Bandera para reclamar por nuestros derechos, para que nos dejen trabajar. Hace tres meses que no podemos llevar el sustento a nuestras mesas, hay muchos compañeros pororeros que terminaron pidiendo monedas en un semáforo porque, aunque no parezca, para nosotros es un trabajo. Solamente pedimos que nos dejen trabajar los días que la gente tiene las salidas recreativas, respetando todos los protocolos de seguridad. Muchas gracias.

Tomás Depinto

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario