Cartas de lectores

Obras en bulevar Oroño

Miércoles 27 de Noviembre de 2019

Quienes tenemos la fortuna de regocijarnos a diario de ese maravilloso paseo que es el bulevar Oroño, nos embriagamos de orgullo cuando vemos la mirada cargada de admiración y beneplácito de foráneos que visitan la ciudad. Por supuesto me refiero a la traza comprendida entre 27 de febrero y el río. Soy a la vez un concurrente de la Calle Recreativa que cada domingo se viste de fiesta con la afluencia de público, en su mayoría familiar, y muchos turistas que desde el asombro se suman a la ya tradicional movida rosarina. Sin bien se ve que están trabajando en mejorar la vereda central y su parquización en los laterales, veo que cerca de calle Córdoba se reemplazó en su totalidad las baldosas, pero a medida que nos alejamos de dicha arteria sólo son remiendos que dan un aspecto de mancha o suciedad. Es una realidad que está debidamente señalizado para que no circulen bicicletas, pero la falta de control (un par de efectivos de la GUM sería una buena solución) lo hace peligroso para los transeúntes que deben darle prioridad a los ciclistas para no ser atropellados. Si somos un poco más observadores notaremos que aquellos espejados asfaltos de otrora hoy son una colección de baches y saltos de algún precario arreglo que invitan a los muchachos del pedal a subir e ir por el llano de la vereda en cuestión. Pequeñas misceláneas que intentan mejorar aún más ese paseo que junto a otros característicos lugares son el ADN de una ciudad que ofrece al turismo una alternativa interesante. No la desaprovechemos y mientras tanto la seguimos disfrutando.

Ernesto Ercoli

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario