WhatsApp

Nueva modernidad

Jueves 04 de Marzo de 2021

He experimentado en carne propia en los últimos años diversas situaciones de discriminación, propias de una sociedad machista y arcaica. Soy hombre y soy padre de tres hijos. Al querer participar de manera activa de las actividades relacionadas con el colegio, me encontré con un gran paredón. El “chat de mamis”. Al parecer ciertas funciones y roles están reservados únicamente para mujeres y al querer ingresar siendo solidario con mi esposa (en este caso sigo casado) he sido tratado y mirado con rareza, y hasta en algún grupo rechazado. Ni qué hablar si pensamos en los padres que se han separado y dependen del diálogo con la ex. ¿Qué les pasa a las madres? ¿Son tan machistas que piensan que el hombre debe trabajar todo el día, aportar monetariamente y los temas escolares quedan exclusivos para las ellas, amas de casa, que no trabajan? Estimadas, hoy las mujeres, en su gran mayoría trabajan a la par y hasta más que los hombres. ¿No es un pedido social la mayor participación de los padres? Reconozco que algunos no quieran hacerlo, pero a los que quieren involucrarse, los miran como “extraños” y les tiran piedras para ahuyentarlos.

Gonzalo García

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS