Cartas de lectores

No son mafiosos, son terroristas

Sábado 29 de Diciembre de 2018

El ataque a las instituciones del Estado (sea el gobernador en su domicilio, la sede del Poder Judicial o el Concejo Deliberante) implica claramente un ataque terrorista. Igual caso son los disparos contra domicilios particulares sin motivos claros. Lo que tratan estos terroristas es romper el tejido social para que el individuo se aísle y sea fácil víctima de las distintas modalidades adictivas. Por eso se requiere un protocolo antiterrorista que abarque a fiscales, jueces y fuerzas de seguridad específicamente entrenadas para enfrentar este tipo de atentados, siempre respetando los límites de la ley y los derechos de los ciudadanos que deben proteger.

Claudio Gershanik

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});